Paper Trail Paper Trail

Álbumes

T.I. T.I.Paper Trail

7.5 / 10

T.I.  Paper Trail GRAND HUSTLE/ ATLANTIC

Le imagino con una cara de cabreo impresionante. Ya se sabe que ser superestrella del rap no te libra de tener que cumplir con la ley y eso en 2007 le arruinó el lanzamiento de su quinto disco. Así que en cierta forma, la génesis de este disco bien pueden estar en las mil horas de arresto domiciliario que se tragó como castigo por un asuntillo de armas. Quizás de ahí lo del título, que hace referencia a su regreso al papel para escribir rimas, con la intención de madurarlas y reflexionarlas un poquito más; algo que se nota en algunos apuntes introspectivos. Pero tampoco te vamos a engañar, el de Atlanta no se pone tan llorón. Predomina la euforia; sobrevivir y pensar en los placeres de la vida. De ahí que se junte con una lista de invitados de esas de impresión – Ludacris, BoB, Rihanna, Usher, Jay-Z, Kanye West, John Legend, Justin Timberlake- y haya acabado consiguiendo el número uno de las listas del país de Obama durante diez semanas a finales del pasado año.

El dato de que hayan surgido seis singles de las dieciséis canciones que forman el álbum no es algo menor. Con la cantidad de relleno que nos suelen colar en los discos, más que de hip hop, específicamente de crunk, equivale a decir que ha habido una criba importante. Compuso cien piezas en esos días de ‘miedo, cabreo y culpa’, como él mismo declaraba y al final, entre muchos descartes, nos quedamos con las ganas de escuchar su colaboración con Fall Out Boy. Así que al final tenemos un compendio de cortes en los que la sonoridad predominante son esas líneas de sintetizador recauchutadas con bombo y caja que sirven tanto para cosas más melódicas – “Whatever You Like”, “My Life, My Entertainment”, “Slide Show”- como para números de estética más ruda –“On Top of the World”, “Swing Ya Rag”, “What Up What’s Happening”. Además de esta mayoría de cortes de estética sureña, el gran numero de productores permiten variantes. Kanye West enchufa en AutoTune sobre un loop de M.I.A en Swagga Like Us que le sirve de single a la vez a Cliff Harris y a Jay-Z. Just Blaze se encarga del festivo “Live Your Life” donde la magullada Rihanna pone el estribillo, aunque más de uno verá con malos ojos que la música esté extraída de un baile lelo de moda en youtube hace unos meses. “Porno Star” con sus percusiones y su ritmo trotón también llama la atención, pero para bien.

Al final uno no sabe bien con qué quedarse, porque entre letras reflexivas basadas en su problema con la justicia –“No Matter What”, “You Ain’t Missin’ Nothing”- que podrían augurar un tono más sensible, hay un número bastante mayor de las de macarreo de barrio de toda la vida, aunque ahora mencione a los blogs o confiese que se gaste medio millón de dólares mensuales en guardaespaldas. Será que la mezcla de perfiles es lo que triunfa en el rap duro-pero-comercial de hoy en día. Y si no, que se lo pregunten a alguno de los triunfadores que colaboran en este mismo disco.

Alberto Rahim

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar