Pan Am Stories Pan Am Stories

Álbumes

Rangers RangersPan Am Stories

8.1 / 10

NOT NOT FUN

Joe Knight, el hombre tras Rangers, ha realizado con “Pan Am Stories” un movimiento que no suele funcionar: tras obtener repercusión dentro de los círculos del hypnagogic pop evocando un espacio geográfico tan concreto como el de las barriadas suburbiales estadounidenses en “Suburban Tours” (Olde English Spelling Bee, 2010), su álbum del año pasado, esas mismas barriadas que eran el escenario en el que comenzaban las aventuras de las películas de Spielberg o, sin ir más lejos, el reciente “Super 8” de JJ Abrams, ha optado ahora por dar a su nuevo –doble– LP un concepto más ambicioso, abandonando el localismo en favor de la amplitud de miras que le permite la idea de las líneas aéreas Pan Am como sinónimo de aventura. En principio, el salto parece grande, aunque al observarlo con detenimiento nos damos cuenta de que mientras en “Suburban Tours” exploraba las luces y sombras del escenario más característico para el estadounidense de clase media en el siglo XX, en “Pan Am Stories” hace lo propio con la idea que puede tener ese mismo estadounidense acerca de lo que hay más allá de ese espacio suburbial, la promesa de romper con la rutina en vacaciones.

Puede que musicalmente esta nueva entrega de Rangers no suponga grandes sorpresas, y puede que por eso mismo a más de uno le resulte algo decepcionante, en especial para quienes sentían curiosidad por ver hacia dónde llevaría su sonido, tan bien definido en “Suburban Tours”. La decidida apuesta por el concepto viajero en el título del álbum y, sobre todo, en la portada, parecen ir detrás de la idea del turista como alguien que ansía el concepto del viaje en sí mismo, pero que una vez inmerso en él sigue siendo esencialmente la misma persona. Es en este sentido como “Pan Am Stories” podría entenderse como una secuela del anterior álbum, pero en un contexto vacacional.

Si nos empeñamos, alguna diferencia interesante sí que se puede encontrar, como por ejemplo el hecho de que en el anterior álbum el tono fuese más nocturno y en este caso parezca un disco más soleado. También hay una mayor presencia de temas vocales, como el inicial “Zombies (Day)”, y por supuesto hay que considerar la pieza de resistencia y núcleo del álbum: el collage sonoro de trece minutos que es “Zeke’s Dream”, en el que confluyen el prog de los 70s, el pop psicodélico de los 60s, así como su revival jangly en los 80s, y finalmente los sintes de esa misma década. Es la pieza que más llama la atención en un disco que, paradójicamente, parece en otras partes acercarse más al formato canción. Esta variedad de formatos hace que el resultado tenga un aspecto algo más descompensado, quizás debido a la renuencia del propio Knight a renunciar a ninguna de las posibilidades abiertas por sus anteriores lanzamientos.

En el terreno de los temas más cortos, habría que destacar especialmente “Luncheon Ghana”, con su sonido que parece extraído del momento en los 80s en el que el post-punk dio lugar al indie pop jangly de grupos como Felt, referencia que ha aparecido en distintos lugares para describir este disco, quizás comprensible por la capacidad de la guitarra de Knight de aúnar distintos referentes.

Por lo demás, el punto fuerte de Rangers sigue siendo su habilidad para componer temas en los que la guitarra, apuntalada en una sólida base rítmica, también interpretada por Joe Knight, emprende un viaje psicodélico al infinito, enroscándose y balanceándose, y con la atención al detalle marca de la casa. En alguna entrevista ha confesado que el aspecto lo-fi de su producción es accidental, que a él realmente le gustaría que sus discos tuviesen una producción más profesional: es difícil pensar si su música perdería encanto sin esa capa de suciedad sonora que difumina la complejidad técnica de estas canciones y las hace más vulnerables, más emocionantes. Ariel Pink se desprendió de parte de la suciedad lo-fi que caracterizaba sus primeras grabaciones y se salió con una joya pop como es “Before Today”. Quizás en un futuro próximo Rangers pueda hacer algo parecido. Mientras tanto, “Pan Am Stories” sirve para apuntalar con firmeza su carrera.

Iván Conte

Rangers - Sacred Cows

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar