Our Version of Events Our Version of Events

Álbumes

Emeli Sandé Emeli Sandé Our Version of Events

6.8 / 10

Melodrama en vena. Leona Lewis llora como nunca abrazada a su pasta dentífrica y motivos no le faltan. Le ha salido competencia, directamente de la letra pequeña de los títulos de crédito de la composición británica. Se llama Emeli Sandé, una veinteañera que luce un pelazo tijereta más original que el suyo y con el culo pelado de escribir canciones para nombres tan dispares como el juguete roto Susan Boyle, la princesa del pueblo Cheryl Cole o la mencionada Lewis. La leyenda cuenta que Sandé abandonó sus estudios de medicina para airear sus desamores, y vamos si lo ha hecho. Después de haber protagonizado varios featurings con Tinnie Tempah o Chipmunk (aunque el más celebrado fue aquel “Read All About It”, junto a Professor Green, que esta vez se marca en solitario para cerrar su debut), es ahora cuando la artista disfruta viendo a su público gastando cantidades industriales de kleenex. Emeli Sandé es algo así como una Adele estéticamente más moderna que no quiere sonar en los geriátricos o las peluquerías especializadas en tocados demodé del siglo XIX. Ella quiere sonar contemporánea, impone con su presencia y le ha dado un derechazo a Beyoncé al demostrar que se puede hacer un álbum de baladas sin que tengamos que recurrir a la cuchilla de afeitar más cercana para intentar acabar con nuestra vida –meses después seguimos luciendo varias cicatrices causadas por la escucha de aquella pesadilla a lo Tina Turner titulada “4”, que cada vez más nos aleja del comeback de Destiny’s Child–.

Sí, Sandé nos la metió doblada con aquel tributo a “Unfinished Sympathy” con el que empezó a calentar la salida de este disco. “Heaven” sigue siendo un trallazo para bailar entre sollozos aquí y en Kazajistán, pero lo que no podíamos imaginar es que la drama-queen que habita en lo más profundo de nuestro ser acabaría disfrutando con el resto de temas, baladones a caballo entre una final de Eurovisión y los títulos de crédito de cualquier película de Disney. La artista da motivos de sobras para que se le considere una de las grandes promesas de los medios tiempos mainstream: suena pomposa de cuerdas, casi orgiástica pero con la épica bajo control ( “Mountains” o “Daddy”, esta última con la colaboración de Naughty Boy, el máximo responsable en las labores de producción del disco), derrochando preciosidades que le dan mil vueltas a cualquier niñata que quiera probar suerte en la escena folk ( “Breaking The Law”) e imitando a con garantías a Florence + The Machine ( “Next To Me”). Si hemos podido salir a la calle con la cabeza bien alta tras engullir religiosamente todas las temporadas de “Física y Química”, con este disco podremos seguir haciéndolo.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

McDo

Actualidad

A McDonald's le ha surgido un pequeño problema con sus nuggets…

"I'm hatin' it"

leer más
Artista Internet 1

Ficciones

Las tribulaciones de un joven artista moderno en Internet

"No me merecéis"

leer más
miley

Actualidad

Miley Cyrus quiere saber lo que piensas de ella

"Miley se ha vuelto loca".

leer más
Nivel del mar

Actualidad

La NASA avisa: el cambio climático está acelerando la subida del nivel del mar

Sube el nivel del mar más de lo previsto, y se prevé que la situación empeore en los próximos años.

leer más
slender

Actualidad

Tres amigas de 12 años, un bosque y 19 puñaladas

Capítulo 1 de 3.

leer más
Prue Stent

Ficciones

Diario suicida de una mamá adolescente

Querido diario: no sé qué hacer.

leer más
Leila Khaled

Columnas

Los disturbios son hermosos: cuando el pop se inspiró en las armas

Músicos pop tomando las armas y activistas armados inspirándose en bandas pop. Las relaciones entre el pop y la agitación armada han sido ...

leer más
marcy

Actualidad

El 11-S tardó 14 años en matar a su última víctima

El avión que impactó en la Torre Norte lo hizo a la altura del piso 80. Ella estaba en el 81.

leer más

cerrar
cerrar