Once We Were Once We Were

Álbumes

The Casters The CastersOnce We Were

7 / 10

En sus DNIs se puede leer que no tienen mucho más de 20 años, pero aún así los valencianos The Casters ya pueden presumir de haber compartido escenario con Crystal Castles, Arctic Monkeys o The Whip. Muchos pueden llegar a pensar que tienen la suerte de cara, pero no es cierto: hay mucho trabajo y esfuerzo detrás, y un bagaje que nos lleva a tiempos todavía no muy lejanos, cuando la banda se hacía llamar Fuzzy White Casters. Ahora rebautizados como The Casters, el cuarteto demuestra de nuevo que está capacitado para llevar las riendas de un directo que es pura adrenalina y para componer trallazos de dance-rock que invitan a agitarse y sudar. No es el momento para ponerse profundos o depresivos, aquí hay adrenalina en vena. Ahora que llega “Once We Were”, The Casters ponen todo su tesón en ser la respuesta español a bandas como Klaxons tirando de pesados riffs rockeros y de electrónica festiva que funciona como un reconstituyente físico a altas horas de la madrugada.

Para la producción de estos doce temas han contado con la ayuda de Carlos Jean, pero eso no es todo: la mezcla se ha hecho en Londres con Mike Marsh –el hombre detrás del sonido de varios pasajes de Cut Copy, Scissor Sisters y Depeche Mode–, y con él ha conseguido reanimar aquel sonido que un día conocimos como nu-rave. Seguro que han vuelto de Inglaterra más que satisfechos: el disco es un artefacto calórico, con las revoluciones subidas, apretado de guitarras que penetran en tu oído como cuchillos y bombos que impiden que los pies paren quietos. Por encima de todo eso, sintetizadores juguetones que deben disfrutarse en esas horas decisivas de la noche en las que todo es posible. En “George” se miran atentamente en el espejo de Franz Ferdinand (unos Franz Ferdinand con un par de latas de bebida energética en el cuerpo), tienen su momento frívolo en “Electrostar” y rezuman como la nueva savia electro-rock en España que no se acompleja ante la competencia foránea –la canción titular, dejando las barreras lingüísticas de lado, podría petarlo en cualquier lista de ventas extranjeras sin demasiado esfuerzo–. The Casters van de cara y en este disco han dado la talla.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar