PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

On Your Own Again On Your Own Again

Álbumes

Cubenx CubenxOn Your Own Again

6.9 / 10

INFINÉ

“On Your Own Again” es un disco hecho con el corazón roto. No hace falta siquiera que Cubenx entre en detalles sobre su historia –que tiene que ver con un viaje a Europa desde su Guadalajara (México) natal, una estancia en Berlín y dos novias consecutivas que le dejaron el ánimo hecho unos zorros– para entender que estas canciones están creadas con el ánimo por los suelos. Cubenx, de nombre real César Urbina, siempre se había decantado por la música emocional antes de este álbum, pero lo que no entraba en sus planes eran las canciones con voz y afectación. Ahora sí. Esto es un signo evidente que señala un cambio de actitud que le aleja del techno: su estilo anterior había sido un 4x4 melódico y adornado con filigranas, ese que generalmente se identifica con el sello Border Community, y así se percibía desde sus primeros releases con diferentes plataformas digitales –más tarde recogidos en una recopilación del sello Static Discos– y sus subsiguientes 12” en Infiné. Es el estilo que mantiene, por ejemplo, en cortes como “Adrift At Sea”, que recuerdan al Cubenx de hace cuatro años por no perder la continuidad. Pero, en realidad, César aspira a compartir el mismo espacio creativo y emocional que el nuevo Apparat: harto del techno, ávido de otro lenguaje que le permita expresar mejor sus sentimientos.

Porque, como decía, “On Your Own Again” es un disco que empieza con un corazón roto. Cuenta Cubenx que al volver a México tras su aventura alemana escuchó en la soledad de un aeropuerto, almacenada en un iPod, una canción de Scott Walker, la que ahora le da título a su debut en largo. Fue una revelación y el catalizador de lo que ahora es un intento de transformación en profundidad. Todavía es una transformación sin terminar –hay piezas como “Wait & See”, con su beat marcial, sus campanillas y sus efectos envolventes–, pero francamente avanzada: en conjunto, el álbum evita la pista de baile y persigue la intimidad, casi la soledad, rebajando drásticamente los bpms. Hay piezas casi ambientales como “Mist Over The Lake” o “Noir” que reclaman un largo momento de pausa para reflexionar y respirar aire puro; un momento para oler las rosas, como decía Bela Lugosi en “Ed Wood”. Como intentos de canción son erráticos, o insuficientes, pero como maniobras para dirigir su discurso en otra dirección son francos aciertos: Cubenx no renuncia a conseguir un resultado enternecedor y lo hace dándole la espalda al club, quemando sus naves. Incluso cuando hay beats, se percibe una clara intención de ofrecer un tipo de música de baile indie-friendly, con ecos de folk y shoegazing.

Esos los cortes en los que Cubenx quiere hacer canciones e incluso canta, o invita voces como la de su amigo de Chicago, Alfredo Nogueira: “Sun Dried”, “These Days”, “Lovebirds”, que es un tema que parece un refinamiento del lenguaje del house progresivo y en el que, inevitablemente, e inesperadamente, aparece una voz lánguida en el centro. Cubenx no sorprende ni plantea problemas de interpretación: su punto de partida está en el shoegazing, como también ocurría en Nathan Fake y otros productores de su cuerda –sintes densos por debajo, voces cálidas por encima, sensación de ir a la deriva por un río de olvido–, y su destino todavía no lo tiene decidido.

Evidentemente, “On Your Own Again” aspira a ser un disco de escucha en casa, cuando fuera llueve y cae la tranquilidad de la noche, y aunque se le va la mano con los beats, el equilibrio entre material club-friendly y temas para escuchar en la cama, con cascos, con la luz apagada, es bastante justo. Pero estas transiciones del techno al post-techno son difíciles –a Apparat le ha llevado varios años componer algo tan coherente como “The Devil’s Walk”–, y Cubenx todavía está en el estadio inicial: se le nota vocación, ideas y referentes, y lo que le falta es soltarse para no acabar cayendo en fórmulas como el piano llorón con suaves reverbs de guitarra ( “Grass”), un escenario menos encorsetado que al final del disco ya parece haber imaginado, a modo de anticipo de lo que debería ser su próximo álbum: “Sueña Con Venados” está en el punto intermedio correcto entre indie-rock atmosférico, tensión electrónica utilizable como soundtrack e inmersión en aguas de ruido emocional muy profundo. Alguien sádico diría que lo que necesita es que otra novia le deje en la estacada –sería doblemente sádico pues, al parecer, César está felizmente emparejado en estos momentos–; en realidad lo que necesita Cubenx es estabilidad y calma para digerir los recuerdos, procesarlos y combinarlos con su estado actual. Que su música esté más marcada por la felicidad que por un recuerdo doloroso.

Mario G. Sinde

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

hamsterdesk

Historias

Esta mesa podría acabar con el sedentarismo en la oficina

Se llama Hamster Wheel Standing Desk e incorpora una rueda de hámster a tamaño humano.

leer más
glitch2

Actualidad

Las máquinas también se equivocan: fantasías visuales a partir del error tecnológico

Nostalgia, sueños y glitches en el arte de un fotógrafo androide

leer más
interstellar3

Actualidad

La app de 'Interstellar' es tan espectacular como la película

¿Alguna vez has soñado con crear y destruir galaxias?

leer más
yoonami

Actualidad

De noche, tus secretos más íntimos se bañan en luz salvaje

"Todos llevamos dentro cosas que no queremos aceptar"

leer más
netropolitan2

Actualidad

El 'Facebook para ricos' suena a broma, pero es muy real

Netropolitan se define como “un club de campo online para gente con más dinero que tiempo”.

leer más
reykjavik

Actualidad

Ser policía en Reykjavik es el mejor trabajo del mundo

¿Pasear en bici y rescatar gatetes? ¡Yo me apunto!

leer más
ISIS GTA

Actualidad

Grand Theft Auto Yihad: la nueva arma de ISIS es un videojuego

Otra muestra de que el Estado Islámico le tiene pillado el punto al marketing 2.0

leer más
fogoisland

Actualidad

El hotel que podría salvar a toda una isla

Lo que está logrando la empresaria Zita Cobb con Fogo Island Inn algo poco habitual: promover el progreso social a través del lujo.

leer más
cerrar
cerrar