On a Mission On a Mission

Álbumes

Katy B Katy BOn a Mission

7.5 / 10

Katy B  On a Mission RINSE

Esto es lo que tienen los británicos: son capaces de dejarnos planchados a edades insólitas –21, en este caso– con discos que reinventan géneros y mantienen otros a flote con una facilidad pasmosa. El caso que nos ocupa, el de Kathleen Katie Brien, alias Katy B, centra toda la atención en un UK funky vívido y pintado con un generoso brochazo de house; un chorro de melodías fáciles y contagiosas que suenan tan frescas como un Flash recién despreciado en pleno desasosiego de verano. Así se podría describir a grandes rasgos “On A Mission”, el primer largo de Katy B, una post adolescente que lleva interiorizado el groove de la forma más académica que uno se pueda echar a la cara –no en vano, no hace mucho que se graduó en la BRIT School, refugio de inquietos aspirantes a artista–. Por si fuera poco, esta alumna aventajada y licenciada con honores en sonidos made in England no tiene un CV precisamente regulero. Su primera bomba, “Katy On A Mission”, editado por la elogiada emisora Rinse FM, una catarata de beats entrelazados en una bassline sólida en clave dubstep, fue producida hace ya un tiempo por la mano maestra del pelo afro más fiable de la escena, el maestro dubstep Benga.

Esta no ha sido su única colaboración estelar. En sus años mozos, Katy B también conectó –fue una atracción fatal– con Ms Dynamite, gurú indiscutible del garage con la que firma uno de los temas de baile más acertados de los últimos tiempos, “Lights On”, una colaboración óptima que extrae toda la esencia del UK funky –con un perfectísimo toque jamaicano añadido– capaz de devastar cualquier pista de baile. De hecho, el mismísimo Skream ya se ha encargado de diseccionar el tema bajo su particular óptica dubstep. Ambos tracks –más otra colaboración, “Perfect Stranger”, ésta con Magnetic Man– son las que han allanado el camino para el triunfo de este “On A Mission”.

El disco añade 9 cortes más, hasta un total de 12, que, aunque no siempre son igual de generosos, sí convierten este “On A Mission” en un debut muy a tener en cuenta. Y aunque se suponía a priori que iba a ser un disco de UK funky en mayúsculas, los 55 minutos del total no le hacen ascos a nada. Se pueden encontrar un par de tracks con un marcado toque dubstep, como es el caso de “Easy Please Me” o el algo más desafortunado “Go Away”. “Movement” y “Hard To Get”, por su lado, son temas que flirtean a gusto con lo más refinado del house. Y, lo más curioso, aportaciones como “Disappear” dejan intuir que Kathleen bien podría ser una auténtica reina del pop en las radiofórmulas mainstream de casi cualquier punto del planeta.

Lo cierto es que “On A Mission”, en conjunto, es un disco peculiar, un trabajo que, aun tratando géneros algo sucios y bastardos como el grime, el garage o el UK Funky, abraza todos y cada uno de los sonidos con el mimo propio de la pulcritud femenina. Aunque gamberros, los beats suenan tan claros y limpios como un primer día de primavera. Y eso sitúa a Katy B en ese pequeño olimpo de jóvenes cabezas pensantes que vienen para dar una vuelta de tuerca más a lo ya establecido.

Ariana Diaz

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar