Now or Heaven Now or Heaven

Álbumes

The Broken West The Broken WestNow or Heaven

6 / 10

MERGE

Recuerdo “I Can´t Go on, I´ll Go on”, el disco de debut de los californianos The Broken West, como una de esas inesperadas y felices sorpresas del indie americano. Una banda que era capaz de sonar enérgica y melancólica al mismo tiempo y, sobre todo, llena de vida. Había en aquel disco una interesante mirada (y un intento de revisión) al pop californiano, que remitía tanto a The Shins o The Beachwood Sparks como a Teenage Fanclub . Pues bien, todo eso (California, el pop, el sonido soleado y las bonitas guitarras) se ha acabado. De golpe. Quien vaya buscando ese sonido en este segundo disco, “Now or Heaven”, se encontrará con una fuerte decepción. The Broken West han cambiado (a veces no parecen la misma banda). Ritmos marciales, fríos y electrónicos; sintetizadores y recursos sacados directamente del imaginario oscuro británico ( “The Smartest Man Alive” arranca como Joy Division y el final de “Embassy Row” remite directamente a The Cure o a New Order) y una producción sin brillo, sin casi pegada, que apenas consigue sacar partido a las buenas canciones que se esconden en el disco. Ahí están la interesante épica lo-fi de “Gwen, Now and Then” o “Auctioneer”, el nervio de “Perfect Games” y, sobre todo, “Embassy Row”, tan hermosa que casi sirve para redimir el disco entero. La cosa llega a ponerse fea en algunos momentos, como la vulgar “House of Lies”, con un teclado más propio del AOR o, uff, “Elm City”, que parece radiófórmula ochentera. Imagino que The Broken West han querido dar un giro parecido al de Wilco (ellos, al menos, esperaron un poco para pasarse al kraut rock), pero han conseguido acabar pareciéndose demasiado a Spoon. Para una banda que comenzó como la gran esperanza del pop en la soleada California significa un llamativo paso atrás.

Fernando Navarro

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar