Now Here's My Plan Now Here's My Plan

Álbumes

Bonnie Prince Billy Bonnie Prince BillyNow Here's My Plan

7.2 / 10

Concebido como suculento y juguetón añadido al libro autobiográfico “Will Oldham On Bonnie 'Prince' Billy”, obra del músico experimental Alan Licht, encargado de charlar durante horas con Will sobre su mayor encarnación hasta la fecha [nota: próximamente editado en España por Contra], “Now Here's My Plan” deconstruye seis viejos temas del cantautor más prolífico de todos los tiempos, llevándolos hasta lugares insospechados. O no tanto, si tenemos en cuenta que la banda que Oldham ha elegido para la reconstrucción es la que le acompaña en su última referencia, “Wolfroy Goes To Hollywood”, es decir, que el minialbum tiene el aspecto del relajado country western que brilla en “Wolfroy” y que el siempre recomendable Steve Albini ha sabido pulir con esmero. Así, “I Don't Belong To Anyone” pasa de la crudeza folk a la balada a dos voces; “Beast For Thee”, de la confesión ancestral a melancólica pieza de cámara (a dos voces también) y la austera y muy oscura “I See A Darkness”, lo más parecido a un single que puede encontrarse en la primera parte de la discografía del de Kentucky, se vuelve deliciosamente festiva, a su manera, ésta es de una desesperación contenida y decididamente compartida (por fin). Sí, este es un álbum (un miniálbum) en el que el bueno de Willl echa la vista atrás y recupera sus viejos recortes de diario (de diario personal) y los comparte con sus amigos, en plan: ‘Chicos, esto es lo que salió de aquel infierno, ¿por qué no me ayudáis a lavarle la cara?’.

Es cierto que en “ Three Questions” la profundidad es abismal (haga lo que haga con él no puede dejar de ser un tema portentosamente doloroso), pero también es cierto que la forma de embellecerlo es enorme, de hecho, tanto en “Gold Digger” como en “After I Made Love To You”, el juego de espejos de las guitarras eléctricas y el ambiente acaloradamente soul transforman por completo, y ensanchan, en la medida de lo posible, dos temas que quizá pasaron desapercibidos en su momento y que ahora han vuelto de entre los muertos para reclamar lo que es suyo, algo de protagonismo en la invasiva pero siempre fiable y ascendente carrera del songwriter de las mil caras. No, lo de “Now Here's My Plan” no tiene nada que ver con que hizo en 2004 con el primitivo material de su primer alias, Palace Music (aquel “Bonnie 'Prince' Billy Sings Greatest Palace Music”), porque aquello era una apuesta decidida por probarse que su nuevo alter ego era realmente otro y no el viejo Will, en realidad, no el joven Will, el que tocaba la guitarra en el porche, y esto no es más que un ‘Veamos, ¿cómo quedaría que reinterpretara algunos de mis temas? ¿Sería una buena idea para acompañar al libro?’. Porque, y estamos dejando de lado lo importante aquí, Will ha desvelado que le lleva a no dejar de escribir canciones (y cantarlas y grabarlas) a todas horas. Así que el álbum es un must porque el libro al que acompaña lo es. Al menos, para todo aquel que se ha preguntado cuántos Will Oldham se esconden tras Bonnie 'Prince' Billy.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar