Nouns Nouns

Álbumes

No Age No AgeNouns

8.5 / 10

SUB-POP / POPSTOCK!

Mientras que el indie-rock aún se pasea por festivales celebrando su edad adulta, grupos como No Age se han empeñado en aparcar nostalgias e inyectar sangre nueva a una fórmula que personalizó como pocas la década de los noventa. “Nouns” supera de largo las buenas vibraciones de “Weirdo Rippers”, recopilatorio de EPs publicado en 2007. A su favor, un comienzo tan arrollador. “Miner” pone sobre la pizarra dos nombres mayores: My Bloody Valentine y Guided By Voices. En otras palabras, el influjo de la gran melodía subterránea y el poder de la baja fidelidad. “Eraser” añade un tercer elemento: Doug Martsch. La voz desgarrada del vocalista de Built To Spill parece haber poseído la de Dean Spunt, un chaval de Los Angeles que comparte su rol de cantante con el de baterista. Fórmula inusual para un dúo que se completa con la inflamada guitarra de Randy Randall. “Nouns” vence con sus referencias y convence con sus resultados. Porque desde el primer impacto se adivina un discurso sucio pero brillante, impulsivo pero equilibrado. Han recogido la electricidad dispersa en los grandes discos noise de los noventa para diseñar un nuevo espacio musical en el que también participan sensaciones más actuales. Ahí está la batería de “Sleeper Hold”, machacada a una frecuencia a la que sólo bestias como Lightning Bolt nos tenían acostumbrados. O ese “Things I Did When I Was Dead”, cuyo título y ambiente fantasmal parece más propio de Liars. Grandes referencias para unas canciones que apuestan por un timing muy preciso y escueto. Doce canciones concentradas en media hora. No es racanería, sino precisión de relojero. “Nouns” no se complica la vida. Sólo así sus canciones podían clavarse en nuestra memoria al primer martillazo.

César Estabiel

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar