Noir Noir

Álbumes

Blue Sky Black Death Blue Sky Black DeathNoir

7.5 / 10

Blue Sky Black Death  Noir FAKE FOUR RECORDS

Gran año para los discos de hip hop instrumental. Después del soberbio “Clouds” de Apollo Brown y del meritorio “Beh!nd The Curta!n” de Illmind, recibimos otro título del que se esperaban cosas importantes y que satisface las expectativas: “Noir”, nueva creación del dueto de Seattle Blue Sky Black Death. No es este tándem un referente especialmente conocido o popular fuera de los márgenes del rap underground, y la situación no deja de ser paradójica y extraña. Porque de hecho, cuando el grupo publica sus discos instrumentales y se aleja de sus trabajos de encargo –éstos más boom bap, más ortodoxos– para rimadores del calibre de Jean Grae, Hell Razah, Jedi Mind Tricks y un largo etcétera de firmas ilustres del panorama independiente, su sonido permuta y crece lo suficiente como para atraer y captar la atención de un público más ecléctico, diversificado y numeroso.

“Noir” persiste en la línea trazada en su celebrado “Late Night Cinema”, el disco en que BSBD decidió abrir las compuertas de su sonido y abandonar el hip hop de perfil clásico para adentrarse sin miedo en otros territorios expresivos. Es un ejercicio de continuidad muy claro y explícito, pues el dueto retoma el gusto por los espacios abiertos, las melodías subrayadas, los beats suavizados y una estética y emoción que baraja conceptos del trip-hop, del pop psicodélico, del ambient o incluso en algunas situaciones límite del chill out. “Noir” suena luminoso, veraniego, emocionante, casi optimista, y probablemente se trate del álbum menos “hip hop” que hayan grabado nunca, una sensación quizás más acusada por la presencia constante de la 808 y de unos beats electrónicos relajados que difieren, y mucho, de cuando la pareja produce para rappers.

En cualquier caso, y aquí es donde quería llegar, este disco, que no tiene problemas en dejar clara la influencia de referentes tan variopintos como M83, Radiohead, Kanye West, Moby, Portishead o Burial, llega para ratificar la solvencia de Blue Sky Black Death cuando buscan su propio camino y para darle un meneo y un baño de los serios a otros coetáneos que supuestamente estaban predestinados a reinar ad eternum en el ámbito del hip hop instrumental. ¿Nombres? No nos echamos atrás, no: RJD2, por ejemplo.

David Broc

Blue Sky Black Death - Sleeping Children Are Still Flying

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar