Noble Beast Noble Beast

Álbumes

Andrew Bird Andrew BirdNoble Beast

7.8 / 10

Andrew Bird  Noble Beast BELLA UNION / NUEVOS MEDIOS

Desde antes mismo de debutar, Andrew Bird se puso por costumbre no hacer disco malo. “Noble Beast” tampoco lo es, pero tiene el problema de llegar justo después de Armchair Apocrypha ( Fat Possum, 2007), para algunos, entre los que me encuentro, la obra maestra de su autor y un modelo de depuración compositiva y fuerza expresiva. A su lado, al menos en un principio, “Noble Beast” se presenta como una obra algo gris, deslavazada, menor. Del maremoto eléctrico Bird ha decidido saltar a un entorno acústico donde la voz es reina, las cuerdas son calladas, y todo aparece bañado en una luz primaveral somnolienta. Llega la duda: ¿demasiado flu? Además, por cada canción de redondez perfecta ( “The Privateers”, “Nomenclature”) hay otra ( “Masterswarm”, “Not A Robot, Not a Ghost”) con metraje aparentemente sobrante.

Pasadas las primeras escuchas, sin esperar ya una continuación de “Armchair Apocrypha”, el hechizo empieza a surtir efecto. Y empiezan a verse claras las conexiones de “Noble Beast” con sus primeros discos, más acústicos, y lo que parecía flaqueza se presenta claramente como sutil fragilidad. Las imperfecciones se convierten en encantos, mientras que los instrumentales ya no parecen tanto skits inútiles como puentes necesarios hacia ese segundo CD instrumental ( Useless Creatures) que incorpora la edición limitada. Y así uno aprende finalmente que “Noble Beast” no es un disco nada gris, deslavazado ni menor, sino uno, simplemente, aéreo, relajado, discreto. Y de nuevo, el disco que Bird ha tenido ganas de hacer. Con este tampoco lo harán masivo.

Juan Manuel Freire

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar