Next Year in Zion Next Year in Zion

Álbumes

Herman Dune Herman DuneNext Year in Zion

6.5 / 10

Herman Dune  Next Year in Zion SOURCE ETC / CITY SLANG

El principal problema de este primer disco de los “hermanos” Herman Dune (ahora sin diéresis) tras la salida de André se llama Giant (Source Etc., 2006). El anterior LP de estos locos franceses es demasiado bueno para que nos olvidemos de él por un disco simplemente continuista y que apenas aporta nada a su carrera. Todo sigue ahí, como si André no se hubiera mudado a Berlín y ahora no se hiciera llamar Stanley Brinks, pero no podemos conformarnos con eso. Es precisamente esa falta de novedades, de progresión, lo que más preocupa de este “Next Year in Zion”: da la sensación de que David-Ivar y Néman no se han atrevido a probar nada diferente. Lo peor es que no sólo el sonido -las instrumentaciones son muy similares (ahí siguen dando la réplica las dulces voces de The Baby Skins y los sutiles vientos de The John Natchez Bourbon Horn Players)-, también las propias canciones son sospechosamente parecidas a las de “Giant”, sobre todo al canon marcado por esa maravilla llamada I wish I could see you soon. En esa línea está claramente la titular “Next Year in Zion” (tomada del saludo judío que desea al interlocutor reencontrarse en Jerusalén) que repite la fórmula, aunque con unos vientos más suaves. “When the Sun Rose Up This Morning”, en cambio, le da la vuelta al tópico del blues en el que todas las desgracias del personaje empiezan cuando el Sol sale por la mañana; “Nothing Left but Poison in the Rain” (con la presencia a la armónica y los coros del propio padre de David-Ivar), que pese a su título y letra insiste en que no se trata de una oda para la protección del medio ambiente, sino para la protección del propio espíritu. En el lado negativo, irrita la repetición del anterior verso en “My Best Kiss” y la rima libre de “Someone Knows Better than Me”.

Half Nelson

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar