Next 2 Last Next 2 Last

Álbumes

eLan eLanNext 2 Last

7 / 10

MONKEYTOWN

A estas alturas, poco se puede descubrir ya en la explotadísima geografía del beat futurista. Apenas quedan yacimientos en los que rascar algún mineral nuevo con el que sorprender a los coleccionistas de gemas. Ahora el juego ya se basa sólo en la técnica y en el dominio de los elementos, lo que se conoce como puro talento: el factor sorpresa y la frescura no tienen sentido cuando se trata de honrar al legado psicodélico angelino, siendo fiel a sus patrones primigenios y esencia. En ese sentido, eLan ha aprendido muy bien la lección: se puede grabar un disco de género sin necesidad de forzar las costuras de la originalidad y sonar nuevo. Y eso es exactamente lo que hace en “Next 2 Last”. Un ejercicio de estilo, que no un estilo de ejercicio. Pura estética.

No es de extrañar que la depuración de Elan Stouffer cautivara a los miembros de Modeselektor, que enseguida le reclutaron para engrosar las filas del ejército del sello Monkeytown. Afiliado al colectivo impresionista WEDIDIT, el de San Diego ha sabido encontrar el punto de caramelización exacto para convertir las migajas del legado dillaísta en haute cuisine. El doble CD que nos ocupa recopila los tres EPs en vinilo que Stouffer publicó en 2011 para el label berlinés y llega con el añadido de 13 remezclas nada despreciables a cargo de Modeselektor (la mejor sin duda), DJ Pound, Lazer Sword y Mike Gao, entre otros. Una sopa interminable de funk cósmico para triatletas del beat.

En la línea del Hudson Mohawke más virginal, eLan se ciñe a la ortodoxia de la lisergia hip hop para dar forma a una sinfonía en la que se distinguen perfectamente las huellas dactilares de James Dewitt Yancey (las construcciones entrecortadas de jazz-funk marciano) y Boards of Canada (los teclados hipnóticos con melodías de juguete). “Benson Bridges” es quizás el ejemplo más diáfano: percusión cubista, claps bajo la alfombra, graves que reverberan en tu píloro, sintetizadores hipnóticos. Los mismos sonidos que se retuercen en “Good Night” con un plus 8bits de dibujos animados. Sobre esa base tan reconocible y plagada de bleeps nos topamos con duchas calientes de free jazz galáctico – “Alligator Snaps”–, rompecabezas construidos a base de synth madness – “Hunting Season”–, arrebatos de soul veraniego filtrados por el cedazo wonky – “Shoot The Beam”– y baladas imposibles que harían llorar a los hombrecillos grises de “Encuentros En La Tercera Fase” “Next 2 Last”–. ¿Queréis hablar con J Dilla? aquí tenéis la ouija más eficiente.

Óscar Broc

Alligator Snaps by eLan

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar