Narrow Narrow

Álbumes

Soap&Skin Soap&SkinNarrow

6.6 / 10

Con el alma ennegrecida por el luto que aún consagra a su padre y aprovechando la ocasión para escupir todos los temores y miserias que recorren su jovencísima mente de 21 años, Ana Plaschg, la muchacha que se esconde tras Soap&Skin, vuelve con un álbum de esos que apuntan directamente al corazón. Oscurece aún más su propuesta respecto a aquel “Lovertune For Vacuum” con el que debutó en 2009, y así la austriaca condensa en “Narrow”, un mini-LP bien nutrido, el melodrama inherente a Zola Jesus con alguna que otra catarsis electrónica más propia del Aphex Twin más esquizofrénico –que es lo que ocurre en “Deathmental”, siguiendo el patrón de “DDMMYY”, canción que podía encontrarse en su puesta de largo–. Plaschg, que con seis años ya empezó a tocar el piano y a los catorce ya se movía cómodamente entre las cuerdas de su violín, nos presenta su trabajo más íntimo, un conjunto de recuerdos musicalizados y sustentados casi en su totalidad por un piano minimalista sobre el que ella fluye con su voz, emitiendo sobrecogedores gritos de angustia y desesperación. El ejemplo más claro puede hallarse en la apertura de “Vater”, donde esta nueva dama de las tinieblas intensifica el dolor cantando en su lengua materna –en alguna entrevista previa ha confirmado que de este modo no veía resentida la honestidad hacia sí misma– la muerte de su progenitor, quien curiosamente falleció poco después de que editara, también en 2009, el premonitorio EP “Marche Funèbre”. Casualidades del jodido destino.

Aquí se apropia del “Voyage Voyage” popularizado por Desireless, y de este modo Plaschg convierte un hit inmortal de las pistas de baile recordado por todos en un canto fúnebre, algo así como un viaje sin retorno en el que los ángeles se encargan de poner los justos arreglos de cuerda, como en una formación de cámara. No obstante, aparte de estos momentos de lucidez, el disco puede caer en el craso error de hacerse algo espeso y monótono (lo que ocurre en “Cradlesong” y “Wonder”), así como repetitivo al no aplacar sus intenciones con nuevas maniobras sonoras que no hayamos visto con anterioridad en ella. Aunque si no nos ponemos quisquillosos en lo estrictamente musical, y nos adentramos sin miedo en su naturaleza puramente emocional, otra cosa quizás no, pero la austriaca vuelve a demostrar que es una de las mayores damas atormentadas del Viejo Continente. Tiene todo el futuro por delante y mucho sufrimiento que compartir con todos nosotros en futuras entregas.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Horror Podcast

Reportajes

El placer incomparable de morir de miedo: una mirada al nuevo terror que habita en internet

Porque el hombre, en realidad, no sabría vivir sin miedos.

leer más
Jean Jullien

Historias

El futuro de las energías limpias podría estar en la masturbación

"El poder está en tu mano"

leer más
hitler boda

Actualidad

¿Qué estaría pensando Hitler en su noche de bodas?

Las situaciones cotidianas despojan de magnetismo al líder nazi

leer más
socrates

Actualidad

Política, fútbol y rock and roll: el equipo que ayudó a derrocar una dictadura

Los jugadores pasaron a ser ciudadanos al democratizar su trabajo. Otro fútbol era posible

leer más
deep web

Historias

Así entré en los rincones más sórdidos de la red en pantuflas y pijama

"Quiero los secretos del Pentágono y los quiero ya", de Lucía Lijtmaer, son 40 páginas desde la primera línea del campo de batalla: nuestros ...

leer más
Blake Little - Preservation

Historias

Nunca has visto cuerpos más dulces y viscosos que estos

La miel como discurso democratizador de los cuerpos.

leer más
London Is Changing

Actualidad

“Yo me piro de aquí”: los exiliados de la ciudad tienen algo que decirte

La campaña 'London is changing' cambia la publicidad por reflexiones de quienes están hartos de la ciudad

leer más
top zachas

Actualidad

Manual para resucitar al niño que una vez fuiste

Ernest Zacharevic juega a convertir el entorno urbano en un patio lleno de niños.

leer más

cerrar
cerrar