Narrow Narrow

Álbumes

Soap&Skin Soap&SkinNarrow

6.6 / 10

Con el alma ennegrecida por el luto que aún consagra a su padre y aprovechando la ocasión para escupir todos los temores y miserias que recorren su jovencísima mente de 21 años, Ana Plaschg, la muchacha que se esconde tras Soap&Skin, vuelve con un álbum de esos que apuntan directamente al corazón. Oscurece aún más su propuesta respecto a aquel “Lovertune For Vacuum” con el que debutó en 2009, y así la austriaca condensa en “Narrow”, un mini-LP bien nutrido, el melodrama inherente a Zola Jesus con alguna que otra catarsis electrónica más propia del Aphex Twin más esquizofrénico –que es lo que ocurre en “Deathmental”, siguiendo el patrón de “DDMMYY”, canción que podía encontrarse en su puesta de largo–. Plaschg, que con seis años ya empezó a tocar el piano y a los catorce ya se movía cómodamente entre las cuerdas de su violín, nos presenta su trabajo más íntimo, un conjunto de recuerdos musicalizados y sustentados casi en su totalidad por un piano minimalista sobre el que ella fluye con su voz, emitiendo sobrecogedores gritos de angustia y desesperación. El ejemplo más claro puede hallarse en la apertura de “Vater”, donde esta nueva dama de las tinieblas intensifica el dolor cantando en su lengua materna –en alguna entrevista previa ha confirmado que de este modo no veía resentida la honestidad hacia sí misma– la muerte de su progenitor, quien curiosamente falleció poco después de que editara, también en 2009, el premonitorio EP “Marche Funèbre”. Casualidades del jodido destino.

Aquí se apropia del “Voyage Voyage” popularizado por Desireless, y de este modo Plaschg convierte un hit inmortal de las pistas de baile recordado por todos en un canto fúnebre, algo así como un viaje sin retorno en el que los ángeles se encargan de poner los justos arreglos de cuerda, como en una formación de cámara. No obstante, aparte de estos momentos de lucidez, el disco puede caer en el craso error de hacerse algo espeso y monótono (lo que ocurre en “Cradlesong” y “Wonder”), así como repetitivo al no aplacar sus intenciones con nuevas maniobras sonoras que no hayamos visto con anterioridad en ella. Aunque si no nos ponemos quisquillosos en lo estrictamente musical, y nos adentramos sin miedo en su naturaleza puramente emocional, otra cosa quizás no, pero la austriaca vuelve a demostrar que es una de las mayores damas atormentadas del Viejo Continente. Tiene todo el futuro por delante y mucho sufrimiento que compartir con todos nosotros en futuras entregas.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Sascha Braunig

Actualidad

Así suena el presente: un repaso diario a las canciones más frescas del momento

Nuevas savias musicales que no merecen pasar desapercibidas.

leer más
aleix salo

Actualidad

Esto es lo que piensan los yanquis de la vieja Europa

Pequeños seres regordetes que nos cuentan la desaparición de la clase media en Europa y las tensiones entre estados occidentales.

leer más
James Kirkup

Actualidad

9 discos sugerentes que no debes pasar por alto

Para que sigas la actualidad sin fisuras. Y, aún más importante, con placer.

leer más
Joan Didion

Actualidad

"Escribo para sobrevivir": una historia sobre la conmovedora vida de Joan Didion

Griffin Dunne y Susanne Rostock han iniciado un Kickstarter que en sólo unas horas ya ha sobrepasado su propósito. ¿Su proyecto? Rodar el primer ...

leer más
homer

Actualidad

5 políticos piripis que dejan #lodePabloIglesias a la altura del barro

¡Salud!

leer más
slaughterhouse

Actualidad

“Cuando la víctima eres tú”: el documental sobre mataderos donde muere el verdugo

¿Recibirá La Parka el próximo Oscar?

leer más
Meneo Okuda

Actualidad

El arte urbano se hace carne rebelde en 'El Jardín'

Cuerpos desnudos y caras sin rostro en una nueva explosión de surrealismo pop con subtexto político.

leer más
blanco negro

Actualidad

Cuando diferencia es sinónimo de brutal belleza

Como una de las clásicas campañas  de Benetton, pero con una pizca de surrealismo y otra de erotismo.

leer más

cerrar
cerrar