My Maudlin Career My Maudlin Career

Álbumes

Camera Obscura Camera ObscuraMy Maudlin Career

6.3 / 10

Camera Obscura My Maudlin Career BEGGARS / 4AD / POPSTOCK!

Dispuesta a que Lloyd Cole le rompiera el corazón (el tema de su anterior álbum “Lloyd, I’m Ready To Be Heartbroken” jugaba al gato y al ratón con un clásico del inglés, “Are You Ready To Be Heartbroken?, incluido en su indispensable Rattlesnakes), Tracyanne Campbell, cabeza visible de la banda, elevó su retropop de zapatos de charol y helados de fresa a categoría de clásico, adrenalítico disparo de nubosa energía spectoriana mediante en Let’s Get Out of This Country”. Al menos en comparación con sus dos anteriores trabajos hasta la fecha: ejercicio indie tristón de ascendente twee-pop el primero ( Biggest Bluest Hi-Fi) y aproximación de guante blanco a las cajas de singles de girl bands de los sesenta, setenta y, volvamos al pasado, cincuenta, el segundo ( Underachievers Please Try Harder). Sonido que explotó en el enorme, y ya citado, “Let’s Get Out of This Country”, obra maestra del invento. Así que digamos que el listón estaba alto. Quizá demasiado alto. Y que por eso “My Maudlin Career” parece el primer resbalón de la banda. ¿Por qué? Muy sencillo. No hay un más allá sino una vuelta a la casilla de salida, un refrito de lo aprendido, un postre hecho de retazos de lo deliciosamente facturado hasta el momento.

Presentado, cínicamente, como disco llorón ( maudlin es literalmente llorón), su primera entrega con 4AD (recordemos que los escoceses formaban hasta ahora parte del catálogo de la española Elefant), está exenta de hits. No hablamos ya de un “Lloyd, I’m Ready To Be Heartbroken” sino de ni siquiera un más modesto “Eighties Fan”. Exenta de hits y de crueles intenciones, entendiendo estas por acabar retorciendo la fórmula ( Belle & Sebastian más The Ronettes y, por qué no, más The Pastels) y alcanzando desde curiosas salidas flower power (a lo “I Need All the Friends I Can Get”) hasta experimentos lynchianos (de la talla de “Come Back Margaret”). Lo que hay en “My Maudlin Career” son romances en la biblioteca que no acaban bien ( “French Navy”), clones de Sandy Olsson que podrían pasar por el tema descubrimiento del álbum ( “The Sweetest Thing”), baladas lluviosas junto al teléfono ( “Away with Murder”), picnics en el parque de los cisnes ( “Swans”) y tragedias almodovarianas ( “Careless Love”). Sosos como pocos son el tema que da título al disco y la previsible “Other Towns and Cities” y por encima de la media queda el cierre, “Honey in the Sun”, que más parece un descarte de su anterior álbum que otra cosa. Una pena.

Laura Fernández

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar