Música, Gramática, Gimnasia Música, Gramática, Gimnasia

Álbumes

Dënver DënverMúsica, Gramática, Gimnasia

8.1 / 10

Dënver  Música, Gramática, Gimnasia

FEDERACIÓN DE UNIVERSOS POP

Mientras nos miramos el ombligo, se nos escapan cientos de joyas. No nos engañemos, en la era de la globalización, todo aquello con etiqueta europea (y ya no digamos estadounidense) sigue siendo lo preponderante en el siempre cruel enjambre de la industria musical. Craso error. Para muchos pasó del todo inadvertido, pero en 2010 hubo un país latinoamericano que se puso las pilas y se posicionó como uno de los mayores exportadores de ese pop a caballo entre la comercialidad y lo que (falsamente) algunos eruditos siguen empeñados en etiquetar “indie”. Hablamos de Chile, un país que, con poco más de 17 millones de habitantes, el pasado año despachó tres álbumes que meritoriamente han cruzado el Atlántico: el segundo trabajo de Javiera Mena, “Mena” (Unión del Sur, 2010); “Audiovisión” (Federación de Universos Pop, 2011) de Gepe, y este “Música, Gramática, Gimnasia” que nos ocupa. Curiosamente, en los tres casos comparten en los títulos de crédito el nombre del cada vez más solicitado Cristián Heyne, un hombre capaz de convertir en oro aquellas composiciones caseras que se valen del laptop.

En el caso particular de Mariana Montenegro y Milton Mahan (quien, a su vez, cuenta con Nueva Orleáns, un proyecto que le lava la cara al folclore de su país), o sea, Dënver, han ido evolucionando con pasos de gigante desde que debutaran con “Totoral” (Neurotyka, 2008) y abandonaran en la cuneta la despreocupación sonora de su anterior repertorio. Siguen manteniendo ese halo naïf que les hace irresistibles, pero “Música, Gramática, Gimnasia” es un ecléctico proyectil que dinamita sobre un sinfín de referencias llevadas acertadamente a su terreno. ¿Acaso “Los Adolescentes” no debe tomarse como el relevo hispanohablante del “Kids” de MGMT?

Ya sea rindiendo tributo a Los Planetas (y al John Williams de “Jurassic Park”) en ese tema más grande que la vida llamado “Lo Que Quieras”, a la coqueta disposición de cámara de La Buena Vida en “Cartagena” o reverenciando el “Fade To Grey” de Visage en “Feedback”, el dúo desembarca en España con un álbum que transpira pop por todos y cada uno de sus temas. Ya sea embruteciéndose en lo electro ( “Litoral Central”) o narrando historias del mal rollo delicadamente arregladas para la ocasión ( “Los Bikers”), Dënver ha conseguido firmar un álbum que, pese a su grácil apariencia, significa un hito para la escena chilena y, por consiguiente, para la música hispana en general. Su retención el pasado abril en Barajas (inundando Twitter con el hashstag #freedenver) evidenció que el culto que se les rinde en nuestro país no ha hecho más que despegar. Esperemos que Klaus & Kinski no se achanten ante tal competencia.

Sergio del Amo

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar