Music For Shut Ins Music For Shut Ins Top

Álbumes

Varios VariosMusic For Shut Ins

8.4 / 10

El sello L.I.E.S. no se lo ha puesto fácil a sus fieles seguidores durante todo 2013, o dándole la vuelta al argumento como si fuera un calcetín, también podría decirse que ha puesto las cosas en bandeja. Lo de la plataforma de Ron Morelli no ha sido hiperactividad durante todo el año, sino una auténtica diarrea de maxis: hasta un total de 28 nuevas referencias, entre la serie regular del sello y la división de white labels, han ido inundando con una constancia implacable las cubetas de novedades -y es que L.I.E.S., recuérdese, sólo plancha en vinilo-. Al precio al que va el maxi, que sale más barato comprarse una mansión que la discografía completa de la cosa, ha sido una tirantez entre la tentación y el bolsillo agujereado. Pero si en Brooklyn, en vez de picar piedra, hubieran sido unos vagos, entonces nos quejaríamos. Así que celebremos la abundancia de L.I.E.S. como un acto necesario de generosidad en este 2013 glorioso para el house underground.

Para quien no haya podido ir acumulando plástico en las estanterías, “Music For Shut Ins” es el si no perfecto, si al menos completo resumen de las últimas 30 referencias de L.I.E.S., maxi arriba, maxi abajo. Es el equivalente a aquel “American Noise / Volume One” que cerró la temporada 2012, y que nos presentaba a algunos de los actores importantes de las alcantarillas ácidas, crujientes, ruidosas y desmadejadas del house americano, esa división creativa de la música electrónica al otro lado del Atlántico de la que la EDM no se quiere hacer cargo. “Music For Shut Ins” no tiene mayor historia: 22 cortes repartidos en dos CDs con (casi) toda la familia al completo, con la excepción de maravillas difíciles de encajar en una colección de anti-himnos de pista como el soundtrack futurista de KWC 92, del que aquí no hay rastro. Pero sí lo hay de nuevos ácidos como Vapauteen o Vereker, o de escultores de un techno amorfo como el dúo Shadowlust (que también ha aparecido por Opal Tapes), incluso de esa clase de productores raros que no encajan en ningún molde, aunque pertenezcan a todos: Beau Wanzer, Gunnar Haslam. Para L.I.E.S. ha sido un año de variedad, de ampliación de horizontes -han entrado Legowelt y su pareja, Xosar, para aportar un poco de electro y techno a la manera holandesa-, de psicodelia extraña -Jahiliyya Fields-, incluso de contactos tímidos con el footwork de la mano de Samantha Vacation. Ir tema a tema sería una pérdida de tiempo: en este recopilatorio no sobra nada y que tengas que tenerlo y escucharlo entero varias veces no es una recomendación, sino una orden.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar