Mokragora Mokragora

Álbumes

Oso Leone Oso LeoneMokragora

7.7 / 10

He aquí una declaración de amor en clave onírica al Mediterráneo: esa imagen es tan protagonista, o incluso más, que la música que nos brinda en su segundo disco el quinteto mallorquín Oso Leone. “Mokragora” hay que disfrutarlo en soledad ante la brisa marina, renunciando a cualquier estímulo urbanita que nos robe la atención y nos distraiga del sonido. Aquí, la banda nos brinda otra cara mucho más bucólica y apacible del folk de corte clásico en comparación con la que nutría su homónimo debut en 2011, tejiendo esta vez un disco que resulta hipnótico. Es una sobresaliente intervención quirúrgica de estudio domada por la sutileza y los detalles donde los silencios (por ejemplo, en el inicio de “Alçaria”) juegan un papel fundamental para su disfrute contemplativo. Escuchando estas nueve canciones, inevitablemente, nos puede venir a la cabeza la coartada minimalista de The xx o esos puzles melódicos con los que siempre han jugueteado Grizzly Bear (la sombra de los de Brooklyn puede apreciarse en “Cactus”, con ese estupendo final que a propósito nunca acaba de estallar). No obstante, pese a esas leves comparaciones, Oso Leone han sabido desarrollar un valioso discurso propio que, incluso, se permite el lujo de explorar en la instrumental “Salvia” el tantra balearic y lounge invitándonos, por consiguiente, a bailar comedidamente.

Grabado por Toni Noguera en Cosmic Blend, los mallorquines se han valido de la flora de su isla para titular estos cortes que transitan en una duermevela de lo más sugerente. Aunque para entender la coartada intelectual del título del disco hay que indagar en la historia del poblado serbio de Drvengrad, en la región de Mokra Gora, creado expresamente por Emir Kusturica para grabar una de sus películas. Los decorados diseñados para tal propósito acabaron siendo habitados una vez finalizado el rodaje, por lo que el mensaje está claro: de lo artificioso puede crearse vida. Y, por tanto, de la aparente improvisación (al escuchar “Clivia” parece que nos colemos a una jam session en su local de ensayo) puede florecer la belleza musical más sentida y certera. En la primera escucha sus levitantes melodías sorprenden, pero a medida que se reescuchan enamoran incondicionalmente.

Escúchalo en Google Play

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar