200 Million Thousand 200 Million Thousand

Álbumes

Black Lips Black Lips200 Million Thousand

8.5 / 10

Black Lips 200 Million Thousand VICE / PIAS

Desde alcantarillas llenas de mierda y sin ningún tipo de vergüenza, Black Lips alzan luminoso un catálogo musical que muchos corrimos a buscar tras su memorable concierto en el Primavera Sound 07. Justo entonces, entregaron un “Good Bad Not Evil” que nos mostró a su garage deudor del sonido Nuggets en su mejor momento. Quizá en el valor intrínseco de ese género que hoy apenas practica nadie, radique parte de la fuerza genuina del grupo, pero más allá de barreras estilísticas aquí impera la sensación de que algo huele a chamusquina. Se masca algo grande y salvaje en su universo. Algo que acercando un poco los oídos, no es difícil advertir.

En 2009 y llegados a un punto inflamable de ebullición mediática, la banda entrega el que para un servidor es su mejor trabajo. Un álbum que los radiografía de nuevo haciéndoselo todo encima. De las quince canciones de “200 Million Thousand”, diez son sencillamente brutales, destacando “Short Fuse”, “Old Man” y “Body Combat” como pepinazos de psicodelia arrastrada imposibles de olvidar. La deuda más evidente a lo largo del metraje es la de The Velvet Underground (“Old Man” es un corte de mangas al patrón de “Venus in Furs” ) pero también hay rastros de The Music Machine, The Doors, The 13th Floor Elevators y The Sorrows, estos últimos intuidos ya desde el título del corte inicial. Todo muy sucio, lisérgico y espontáneo. Todo muy 1967.

Más concentrados, eclécticos, melódicos y patanes que nunca, han vuelto a entregar un álbum que en vez de imponer su música como la verdad absoluta, la eleva a la categoría de necesidad física. Un disco que ensalza todas las cosas buenas que se encierran en Black Lips: integridad, primitivismo, lealtad infusa y esa extraña capacidad para convertir en virtudes sus propios defectos. Siempre bajo la sensación de que “200 Million Thousand” no te abandonará nunca por mucho tiempo que pase. Fenomenal.

Cristian Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar