10 Milles Per Veure Una Bona Armadura 10 Milles Per Veure Una Bona Armadura

Álbumes

Manel Manel10 Milles Per Veure Una Bona Armadura

7.3 / 10

Manel  10 Milles Per Veure Una Bona Armadura DISCMEDI-WARNEREl gran problema al que se enfrentaban Manel tras el inesperado éxito de su debut y la peligrosa consolidación de su figura como la del grupo catalán que le gustaba a todos (crítica, público, músicos, incluso famosos y personalidades importantes del ámbito autóctono) no tenía que ver con superar las ventas del debut o con mantener su estela y estatus, que también, sino sobre todo con no creerse que ya estaba todo hecho y que no era necesario trabajar duro. Muchas veces tenemos noticias de óperas primas que dejan huella y que acaban ejerciendo de trampolín letal para sus autores, ahogados en la autocomplacencia y el acomodo, y es por ello que este regreso puede acabar convertido en el álbum más importante de toda su carrera.

Encaramado en el número uno de la lista de ventas española con apenas una semana de vida en el mercado, “10 Milles Per Veure Una Bona Armadura” confirma que no, que Manel no se han conformado con una continuación de trámite para vivir de rentas y exprimir la teta del éxito sin más ambición. De título pretencioso pero contenido complejo y atrevido, el disco conserva el talento natural de la formación para extraer singularidad, inspiración y personalidad del costumbrismo pop que les ha hecho grandes, pero aquí se le suma un enfoque más experimental, derivativo e intrincado en que se dan cabida nuevos referentes y nuevas aspiraciones expresivas. La apuesta es irregular y no siempre funciona, pero demuestra que el grupo tiene arrestos y un interesante sentido de la autoexigencia.

Arreglos de cuerda singulares, producción meticulosa, ampliación cromática de la instrumentación y un enriquecimiento a fondo de sus posibilidades como banda –ahora más compenetrada, más dinámica, más intuitiva– son algunas de las claves de un disco que acusa sus intenciones experimentales en algunos pasajes del recorrido y que, en cierto modo, resta parte de esa inmediatez, espontaneidad y chispa de su debut para ganar en incursiones y desarrollos instrumentales con más intenciones que resultados. No contiene la inspiración constante de su predecesor, pero por el contrario exhibe una ambición que se echa de menos en sus primeras canciones, excesivamente apegadas a un concepto de pop naïf del que no se puede vivir siempre. Manel han madurado, crecido y evolucionado, e indudablemente esa es la mejor noticia posible para corroborar su valía y peso específico en el panorama musical catalán. Mario G. Sinde

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar