Microcastle Microcastle

Álbumes

Deerhunter DeerhunterMicrocastle

8.1 / 10

KRANKY / 4AD

Regresa el “cazavenados” al acecho, esta vez mucho más sereno pero con las mismas ansias de conquista. Comandados por Bradford Cox, Deerhunter entregan un tercer disco que oficialmente editará Kranky para EE.UU. y 4AD para el resto del globo a finales de octubre, pero que ya se encuentra disponible en su versión digital. Con la reciente deserción del guitarrista Colin Mee -ya han reclutado a Whitney Petty- y con el proyecto paralelo de Cox viento en popa, muchos han querido ver aquí el final anunciado de esta interesante y exigente formación (esperemos que no). Y es que “Microcastle” suena como un cruce entre su proyecto madre y Atlas Sound: después del genial y salvaje “Cryptograms” (Kranky, 07) la banda suena más luminosa y accesible y las líneas de fuga más definidas, aunque la suciedad de su ideario estilístico siga igual de rugosa en apariencia e igual de precisa en esencia. Frente a aquel disco, “Microcastle” es una pequeña criatura que gana con las escuchas y que define el contaminante éter del reciente debut de Atlas Sound desvirgando la furia insondable de aquellos criptogramas que intentamos descifrar la pasada temporada. En estos cuarenta cautivadores minutos sigue habiendo ambient, dream-pop y shoegazing, pero apenas nos topamos con rastros de punk. Si me apuran, lo único garagero es la voz invitada de Cole Alexander (Black Lips) en “Saved By Old Times”. El sonido es igual de gris fluorescente, pero ahora gana en preciosismo de la mano de placenteras nubes de vapor guitarrero ( “Twilight at Carbon Lake”), inmersiones en líquido amniótico que mecen como las de Yo La Tengo ( “Agoraphobia”), mecánicas herencias de Sonic Youth (la piedra de toque, y primer single del disco, “Nothing Ever Happened”) y miniaturas mortecinas ( “Activa”). Como esas palabras de Jean Genet que tanto les gusta recordar: "Lograr la armonía en el mal gusto es el colmo de la elegancia". La música de Deerhunter sigue siendo algo así, pero cada vez ejecutada con más tacto.

Cristian Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar