Memory Memory

Álbumes

Lazer Sword Lazer SwordMemory

7.2 / 10

El cada vez más acelerado juego de la música electrónica se basa en la explotación maníaca del género de moda en cada momento. Una vez agotado, asimilado, modificado y saqueado sin compasión el sonido en cuestión, lo que toca es huir en búsqueda de nuevos ingredientes que vuelvan a centrar la atención de la audiencia, para que a su vez, esta provoque un nuevo alud de interés y sobreexposición que se traducirá (en cuestión de uno o dos años) en la muerte de la siguiente corriente. Este fenómeno, que no debería asustar a nadie –esto lleva pasando, con mayor lentitud, desde antes de la caída de la antigua Babilonia–, es el que se ha visto expuesto en los últimos tiempos a una buena parte de productores que trabajaban en la vertiente hip hop del espectro bass. Siguiendo este mecanismo, cada uno de los productores que se habían englobado bajo la vaguísima etiqueta ‘wonky’, parecen querer dejar atrás ahora el sambenito de los ritmos descuajaringados de la escuela Dilla para ir labrando otros campos y alejarse, de esta forma, del temido fantasma del encasillamiento. Así, hemos visto durante estos dos últimos años cómo las grandes figuras del género o bien avanzaban hacia delante (con Rustie dándole al rock sinfónico y Flying Lotus zambulléndose en su propia definición del jazz más bizarro), o bien se mantenían discretamente al margen ( Hudson Mohawke) para no caer (como Joker) en el profundo pozo del olvido y la desgracia.

Lejos de la enorme presión a la que se han visto sometido los primeras espadas del denostado género, andaban unos despistados Lazer Sword. De la pareja de estadounidenses formada por Lando Kal y Low Limit habíamos escuchado algunos temas dispersos bajo el auspicio de la marca Numbers (artífice principal, junto a LuckyMe, de la popularización del género hoy prohibido), que recurrían al hip hop de graves hinchados pero que también apuntaban un interés, que ahora sabemos creciente, por la experimentación rítmica del electro menos obvio. Es este interés por el electro detroitiano de Drexciya y Atkins, sumado al también pujante interés que ha demostrado Lando Kal por el techno y el house en casas como Rush Hour o Hotflush, el que nos sirven para entender un disco como este “Memory”. Un disco que se explica por la voluntad de cambio y por la entrada de un buen puñado de nuevos referentes que acompañan a los anteriormente citados, y que llevan a Lazer Sword a firmar algunos de los temas más ardientes que hayan sacado hasta la fecha.

Porque desde el electro-funk ochentero a la manera de Prince de la guarrona Pleasure Zone, hasta la booty (y algo rallante, todo hay que decirlo) Sounds Sane, pasando por la participación en el house robótico de “Let's Work” del siempre tórrido Jimmy Edgar, queda claro que una de las primeras intenciones de la pareja americana es la de vislumbrar desde su poltrona como las féminas se ponen gatunas y los culos se menean al ritmo de unos beats que mantienen en todo momento la influencia británica bien presente. Para ello, qué mejor que recurrir también a vocales cercanos al garage de Todd Edwards y usarlos en la interesante Better From U para confeccionar un tema que recuerda al Deadboy más hormonado y enamoradizo, dándole una réplica sexualmente activa y simpática al sonido serio y grisáceo que han adoptado Boddika y compañía tras abandonar el drum’n’bass de sus inicios en Nonplus. Relajando el nivel de endorfinas en una intro muy Art Of Noise y en un interludio cargado de arpegios celestiales, este “Memory” peca únicamente de hacerse un poco duro para su consumo doméstico. Un inconveniente que los más canallas del lugar no verán como tal, pero que estoy seguro de que a muchos les tirará un poco para atrás a la hora de escuchar sus 13 temas del tirón.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar