Mazes Remixed Mazes Remixed

Álbumes

Moon Duo Moon DuoMazes Remixed

6.6 / 10

Aquellos que suspiran por las hipnóticas repeticiones rítmicas de Suicide, esos benditos locos a los que el krautrock les parece la única forma lógica de hacer música, los tarados que piensan que la vida sin psicodelia sería un coñazo, todos ellos recibieron con las manos abiertas el alumbramiento de Moon Duo en 2009. Ripley Johnson (guitarra en el grupo de space-rock de San Francisco Wooden Shjips) se lanzaba a una aventura paralela junto a su compañera sentimental, Sanae Yamada. Sus primeras grabaciones –el EP “Killing Time” y el disco “Escape”– mostraban el deseo de la pareja de probar con una forma de hacer rock expansivo y experimental que, dentro de lo posible, no perdiera de vista su faceta más accesible para el público de a pie: las melodías, las voces, la existencia de un ritmo al que agarrarse para no caer por los precipicios de la incomprensión.

El grupo nacía –son palabras suyas– con el ojo puesto en el dúo cósmico de jazz que formaron el saxofonista John Coltrane y el batería Rashied Ali a finales de los 60s (cuatro piezas que se publicaron con el nombre de “Interstellar Space”, en 1974) y en la obra de Silver Apples, Royal Trux, Moolah y Cluster, entre otras bandas. Con “Mazes” (2011), su segundo álbum, Moon Duo engendró el año pasado su criatura más conseguida hasta la fecha. A lo largo de ocho temas, Johnson ofrecía uno de sus mejores trabajos con la guitarra, explorando territorios escondidos en el subconsciente a través de voces, efectos con pedales y la acumulación de ruidos, pero la contribución de Yamada resultaba esencial para aportar una visión cercana, que no desvirtuaba la profundidad de la propuesta, pero que sí la hacía más gozosa, a través de pegadizos ritmos y estructuras de teclado repetidas constantemente.

Cuando salió el disco, el 29 de marzo de 2011 también se repartieron en Estados Unidos 500 copias en CD con varias remezclas del mismo, que se agotaron en apenas unos días. Tras la expectación y las buenas críticas que despertó este trabajo, el sello Sacred Bones acaba de publicar una nueva tirada con los siete cortes adicionales. Aunque hay de todo, la sensación general es que las seis bandas que participan optan por acentuar el carácter psicodélico de la obra, alejándose de la pretendida accesibilidad de Moon Duo. El que esto escribe se queda, sin duda, con las primeras.

Pero vayamos por partes. Sonic Boom, que ya había grabado con el grupo “Flowers” (un tema que salía en la edición digital del disco), se hace cargo de “Scars” y “Fallout”. El productor británico, fundador de Spacemen 3, construye una armadura elegante para la primera, aportando una luz muy agradable, mientras que en la segunda propone un viaje espacial repleto de chispazos eléctricos. Buena nota para él. Los neoyorquinos Psychic Ills se lo hacen con “Seer”, destacando los ritmos hindúes de la producción. La versión se utilizó (esto es verídico) en una estrambótica performance de moda organizada por Chanel en París. Cave, por su parte, opta por incrementar el tono lisérgico de “Run Around” y el guitarrista Mike Polizze (Purling Hiss) se queda tan a gusto después de añadir unos solos enloquecidos en “In The Sun”. Ninguna de estas tres últimas está mal, pero la verdad es que tampoco se entiende la necesidad de darle una vuelta al modelo inicial para empeorarlo.

La aproximación de Gary War es todo un atrevimiento. Una de las canciones más pegadizas del disco, “When You Cut”, se convierte en sus manos en un molesto viaje de LSD, poblado por voces terroríficas y efectos que generan desasosiego y horror. La última pieza es un guiño a Berlín, la ciudad en la que se grabó el disco en 2011. La banda local Eagle Boston deconstruye “Mazes” en un ejercicio de krautrock ruidoso saturado de efectos, una versión (que no remezcla, en su caso) bastante conseguida.

Seer (Psychic Ills Remix)

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar