Margins Music Margins Music

Álbumes

Dusk + Blackdown Dusk + BlackdownMargins Music

7.3 / 10

Dusk + Blackdown Margins Music KEYSOUND RECORDINGSRazones personales que desconozco han llevado a Dan Frampton y Martin Clark ( Dusk + Blackdown) a elegir la influencia cultural hindú de entre todas las que se desparraman por Londres. Quizás ésta les aporte una calma mística necesaria como contrapunto al ruido de la ciudad, ya que ambos elementos marcan este “ Margins Music”. Compuesto como una oda narrativa a la vida en los márgenes de la urbe supone también un paso más en el camino de un dúo que en estos cuatro últimos años ha sido protagonista del dubstep. Un paso que por un lado cierra el ciclo, pero por otro se apoya en los fundamentos del género para su defunción. El frenesí sonoro y vital que sirvió para identificar a la electrónica londinense se mantiene, aunque de incitador al baile pasa a trazador de imágenes. Ya no sólo se trata de clubs o fiestas, sino de los mercados matutinos donde la clase trabajadora comprueba su sino entre cajas que (aunque las autoridades quieran evitarlo) ensucian las calles, del color de piel que te convierte en sospechoso, del frío húmedo en la estación de metro atenazando los sueños en silencio, de las calles que por la noche se hacen interminables con los bolsillos vacíos. “Concrete Streets”, “ Darker Than the East” o “ The Bits” no dejan mucho lugar a las conjeturas, la lírica local es la lengua que Dusk + Blackdown utilizan: creen realmente en el este de Londres, en sus posibilidades creativas, en sacar de la oscuridad que les rodea un estilo con el que desafiar al futuro. Pero, por si no lo logran, al menos dejan un documento que sirva para la reflexión, para desenmascarar al potente reflejo de los edificios-espejo del downtown Tablas, sitares e incluso escenas de Bollywood son utilizados para la ambientación sonora. También se ayudan en su labor de una electrónica seca e incómoda y de samplers utilizados como posmodernos sainetes, diálogos improvisados de jóvenes que viven en un centro del mundo del que probablemente no saldrán jamas. Si algo le ha dado la ciudad de Londres a la cultura pop es la rabia y la desolación. Canciones como “ This is London” nos llevan por vidas concretas a ritmo de elegía, son el recordatorio de que el hambre empuja y cada vez hay mas hambre. No hay aviso previo que no sea interesado, pero aun así arriesguemos, puede ser buen momento para convertir las fiestas en asambleas comunales. Borja Ilián

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar