Manifiesto #1 Manifiesto #1

Álbumes

Varios VariosManifiesto #1

7.3 / 10

Varios  Manifiesto #1 THISISNOTANEXIT

Conocí el sello THISISNOTANEXIT a través de la publicación del primer álbum de Brain Machine, un proyecto extraño ubicado en la Federación de Estados de la Micronesia (¿!!?) que tocaba todos los palos imaginables: ambient, psicodelia, dub, groove espacial, kraut, techno algo más trotón, todo en apariencia tan deslavazado y caótico que resultaba curioso y atractivo a oídos inquietos. Un artefacto tan intrigante como la función del A&R del sello en cuestión. Fui siguiendo los pasos del misterioso label y, efectivamente, no encontré salida alguna a mis dudas. Pocos puntos en común entre los diferentes artistas del sello. Dicho de prisa y corriendo: una especie de Italians Do It Better pero más amplio de miras y a la londinense (“nuestra referencia es el East London, pero tenemos una visión global de la música”, dicen). El primer CD del sello así lo acredita. La primera pista que nos llega de la hoja promocional ya despista porque se dice que no es un recopilatorio al uso, sino una panorámica general por entre la línea de fuego del underground con una casete y un blog de notas como únicas armas; demasiada literatura, que hipnotiza más que aclara. La retórica parece una constante en este sello, pues. Tomado a palo seco, “Manifiesto #1” es una especie de pastiche que intenta epatar al público con diferentes sonidos que tocan de refilón escenas latentes en el panorama actual, desde el post-punk levantado con sintes y muy (pero que muy) “tocamos en plan amateur pero molamos”, aproximaciones al glo-fi de Memory Tapes que aquí se presenta con un registro nuevo más orientado al hip hop con Weird Tapes o el disco-not-disco del proyecto Pink Stallone, al que seguramente ya le seguiréis la pista, porque mola cacho de lo bueno que es y porque de él se sabe muy poco y eso siempre aporta morbo y atracción (como dice Marc Piñol, los productores de neo disco son como los nuevos productores de techno-dub porque en realidad están dándole vueltas siempre al mismo chiste, y Pink Stallone es un ejemplo de lo primero). Un trabajo que denota que sus responsables están ojo avizor, aunque no todo lo incluido en este doble CD es bueno, ni mucho menos. Clavadito al mismo devenir del sello, un label de aquello a lo que los ingleses llaman leftfield o cajón de sastre, con ínfulas de sonar “a underground”.

Aquí es donde yo creo que meten la pata, porque en realidad están a centímetros de convertirse en postureo post-electroclash –un estilo que en su primera época fue underground, pero que al poco tiempo se comprobó que no era más que pose–. Por si no fuera suficiente, en THISISNOTANEXIT van con voluntad de digger. Si el primer CD intenta epatar por su variedad y profundidad de banquillo en el undeground, el segundo, mezclado por el jefe de filas del equipo, Simon A. Carr, nos muestra algunos remezcladores bastante populares que hacen de atracción turística del sello –como Château Flight, Prins Thomas, Brennan Green (me quedo con su remezcla del original “A Jean Giraud 1” de Professor Genius aka Jorge Velez, que ya pasó por Italians Do It Better), Mungolian Jet Set, Serge Santiago o Joakim–.

Después de escuchar el doble recopilatorio nos queda la sensación de que THISNOTANEXIT (se me había olvidado, el nombre va con mayúsculas) es un sello incómodo. Porque, efectivamente, no todo es bueno pero tiene cosas muy chulas que no deberían escapársete. Así que no hay que perderles de vista y estar al tanto de todo lo que vayan sacando. En tensión constante: no es la bomba, pero tampoco es cuestión de descartarlo del todo. Como diría el bueno de HD Substance (Luis Rozalén), no se sabe si es música atemporal u oportunista. Nos toca seguirlo. No hay salida.

David Puente

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar