Magnòlia Magnòlia

Álbumes

Maria Coma Maria ComaMagnòlia

8.1 / 10

AMNIÒTIC RECORDS

Al igual que nos ocurrió hace unos meses con “Metals”, el último trabajo de Feist, lo nuevo de Maria Coma debería escucharse con la calefacción encendida, el móvil apagado para evitar intrusos y una tenue luz que nos abrace lo justo. Más allá de ser una delicatessen otoñal, “Magnòlia” (su cuarto álbum si contabilizamos aquel “u_mä” junto a su compañero Pau Vallvé y la versión en directo de “Linòleum”, “Linòleum En Concert”) cuenta con la capacidad de ser un disco atemporal alejado de cualquier tendencia. Su discurso, a caballo entre la música docta de autor y la íntima estructura del pop, debe entenderse como un todo, como una fábula naturalista personificada en la figura de una magnolia que, en vez de desprestigiar los recuerdos, se enorgullece de todas esas decisiones erróneas que a la larga acaban fortaleciendo el espíritu. El cuento acaba con final feliz en esa catarsis titulada “Dins magnòlies” en la que Coma se deja acompañar en los coros, entre otros, de la todoterreno Lyona, Jordi Lanuza de Inspira y Louise y Ferran de la tribu de Anímic. Pero hasta que llegamos a ese punto, la catalana nos propone un cinético viaje en el que cada pequeño detalle a cargo de Vallvé (encargado de la producción, las sesiones de grabación y su respectiva mezcla, aparte de buena parte de la instrumentación) nos hace vislumbrar un bosque lleno de claroscuros que se alejan del carácter naíf de algunas de las piezas de “Linòleum”.

Compuesto íntegramente con su piano (y sin recurrir al metrónomo, para dejarse llevar por su intuición) el disco, apoyado por los vídeos dirigidos por ella misma en Súper 8, debe entenderse como una ficticia banda sonora de memorias añejas. Aunque lo mejor de todo es que con cada obsesiva escucha, se esté o no familiarizado con las letras en catalán, consigue cautivar con su entramado compositivo. A través de la ternura que se desprende de “Fugir De l’Ou”, los acordes de cuerda a cargo del Quartet Brossa en “Mujer De Lana” (la única licencia a la lengua de Cervantes), los coros invocados en “Els Rius Es Van Dividint” o evocándonos a una Joanna Newsom con guitarra acústica en “On Plou El Temps”, Coma nos demuestra que es una de las mejores orfebres de la belleza en nuestros días. Déjense de prejuicios idiomáticos porque eso es una minucia en este caso.

Sergio del Amo

Maria Coma | Tots els colors from Maria Coma on Vimeo.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar