Magic Monday Magic Monday

Álbumes

Michna MichnaMagic Monday

7 / 10

Michna Magic Monday GHOSTLY INTERNATIONALEl fichaje de Michna por Ghostly, en muchos aspectos, recuerda al que anunciara Warp, años atrás, de Jimmy Edgar: productor americano joven –según su carné de identidad, Michna no pasa de los veinte años– y con talento para hacer música electrónica a partir de la ‘otra’ música electrónica. Si Edgar, recordemos, se caracterizó por rebajar el swing robótico del electro a partir del ‘otro’ swing del R&B de Timbaland –era cuando a Timbo aún se le consideraba el mejor beatmaker del cambio de décadas; a mí que me registren–, Michna se sitúa en un terreno que empieza en el hip hop colorista y con raigambre en lo instrumental, pero que se va hacia el ‘otro’ sonido urban. Como está sonando todo esto un poco complicado, reformulémoslo así: Michna es un hacedor de ritmos con segura afición por la obra de J.Dilla, pero que se lleva mejor con gente como Diplo. Los temas de “Magic Monday” suelen arrancar con la suavidad rara de una base propia del catálogo de Stones Throw, con esa obsesión por el funk mutante –a qué si no esas trompetas entre afro y disco de “Skunk walk”–, pero a la que uno se descuida se arriman a un electro fortificado con producción IDM, melodías que podría haber firmado incluso el dios Aphex en su saga “Analord” “Bumper car masters”–, citas a la antigua y narcótica abstracción del sello Mo’Wax o incluso retales de Daft Punk. Como DJ Shadow, el olvidado DJ Signify o Boom Bip, Michna quizá no tenga futuro trabajando con un rapper, ya que la densidad de conceptos y samples por segundo cuadrado de sus bases impiden que se asiente en ellas un flow como dios manda. Pero se le nota buena mano para precisamente aquello en lo que estos se han certificado como maestros: en tender un puente al pop y al techno, y según cómo a la macarrada de turno. Michna ya ha dejado claro que puede: ha asistido en el estudio de grabación a Diplo y ha producido temas para los cariocas Bonde do Role, esos Beastie Boys de las favelas. “Magic Monday” presenta buenas maneras. Su problema quizá sea su deseo de jugar en varias ligas, en gustar por igual a los acnéicos de la electrónica, los pelolefas del new rave y los gafapastas del hip hop, lo que le desluce el resultado, escuchado del tirón, por ambicioso y disperso, aunque en pequeñas dosis convence casi siempre. Teniendo en cuenta que es un criajo y que acaba de salir del cascarón, el dictamen final es este: no será rookie del año, pero Michna estte; llamado a desempeñar mayores empresas. Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar