Luciano Luciano

Álbumes

Fabric 41 Fabric 41Luciano

6.5 / 10

Luciano Fabric 41 FABRICTengo el deseo de hacer desaparecer en un futuro todo CD de mi hábitat privado, ese incómodo y feo objeto de almacenaje de música tan difícil de almacenar a su vez. Llegado ese día sé que algunos cedés podrán con mi determinación por todo tipo de causas; muy pocos por el valor del objeto. ¿Y la serie Fabric? ¿Podré arrojar al fondo del olvido la cuidada colección de caja de metal? 44 discos- mix públicados por el sello del club londinense, selecciones para reuniones improvisadas y necesitadas de baile con algunos capítulos brillantes como el mix de Ivan Smagghe o el de Andrew Wheatherall.

Uno de los atractivos de la serie es precisamente saber quién será el artista escogido dentro de los parámetros. El perfil de estrella del underground asentada se cumple con el chileno Luciano. Así que hablemos para evaluar este nuevo Fabric del músico que se nos presenta en este trabajo. Será difícil encontrar rasgos de sus sesiones en ésta “prefabricada”, al menos la selección ofrece matices típicos del artista. Es el propio Luciano el que confiesa que dudó si aceptar semejante encargo, quizás al ser uno de los más emocionales djs (una característica que le lleva de la efusión festiva al desamparo en sus sesiones) crear una sesión lejos de la audiencia le resultaba una tarea irreal. El gusto por la percusión, el minimálismo y, sobre todo, la melancolía melódica están presentes en la selección. Así que no es extraño encontrar un tema en este disco como “ In the Church” , canción con pájaros, timbales y oración al lado de una remezcla del gran “ Good Life” de Inner City (reivindicar esa canción es uno de los aciertos del mix). Da la sensación que Luciano ha querido realizar una selección sobria donde el sonido deep sea el discurso mantenido a lo largo del disco, un patrón por el que ir encajando sensualidad (“ El baile”), tecnología ácida (“ Be Tougher”) o los cinco temas de su sello Cadenza siempre que se mantenga la discreción. Puede que la distancia con el público comprima la posible efervescencia de la cabina, como sin querer molestar la sesión transcurre en un baile ligero matizado por paraísos importados por Luciano, que da posibilidades de escucha al disco mas allá del espacio de un club. Nadie acabará extasiado o intrigado pero tampoco habrá fisuras cuando por fin llegue la sesión a los bailarines. Tendré que ir pensando un lugar fijo para la colección Fabric en mi salón. Borja Ilián

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar