Love to Make Music To Love to Make Music To

Álbumes

Daedelus DaedelusLove to Make Music To

8 / 10

NINJA TUNEY con redoble de batería arranca el "Love to Make Music To", la más reciente entrega de Daedelus para Ninja Tune. Aquí hay una serie de detalles, el principal y más asombroso, es que Alfred Darlington llevaba tiempo editando lanzamientos de relleno y decepcionando a varios, no es mentira. Afortunadamente la sequía culminó este año al ser lanzado "Live at Low End Theory", primera grabación en vivo de Darlington que levantó las expectativas y ánimos de sus seguidores, pues se trataba de un perfomance casi surreal en el que con vasta elegancia el DJ y productor californiano reiteró la calidad de su talento y la grandiosa habilidad con la que cuenta para dominar la música ajena al compás de sus propios beats. Algunos meses más tarde aparece "Love to Make Music To" un álbum que, sin exagerar, no ha parado de sonar en mis días como no sucedía en mucho tiempo, y es que la última larga duración de Alfred es un crack, un punto y aparte en su carrera, en el estado en el que se encuentra la música indie actualmente, y en su sello. Joder, que he escuchado este disco más veces que el " Vocal Studies + Uprock Narratives" de Prefuse 73, el "Life Is Full of Possibilities" de DNTEL (antes compañeros de sello, en Plug Research), el "Music by Cavelight" de Blockhead, o el "Fantasma " de Cornelius, y si no, da lo mismo, ya que este disco encontró cabida inmediata justo al nivel de éstos en mi colección personal.Según Darlington, este es su álbum sobre drogas y amor, uno que remonta al tiempo cuando vivía en Londres y, todavía joven, descubrió a través de la radio pirata británica esa nueva cosa que se hacía llamar rave. Un argumento que sin hacer mención hubiese quedado más que claro. "Love to Make Music To" es toda una de esas películas generacionales en las que abundan las drogas, la vida urbana, el glamour que gira entorno a las noches citadinas, la euforia, la amistad, el baile, el sexo, la vida, el dolor, la libertad, la confusión, y sobre todo, el amor. De hecho, éste se percibe en el cielo como aurora boreal y permanece ahí arriba aún cuando oscurece entre algunas canciones. ¿Se siente bien ser joven y estar enamorado, no? Bueno, " Love to Make Music To" es un disco que te enreda en una celebración veraniega de ensueño donde flota una brisa de exquisita juventud con el viento. Delicioso.

Eric Gamboa

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar