Love And Its Opposite Love And Its Opposite

Álbumes

Tracey Thorn Tracey ThornLove And Its Opposite

7.5 / 10

Tracey Thorn  Love And Its Opposite STRANGE FEELING

Muchos seguimos con el ansia, el deseo, de que Everything But The Girl vuelvan algún día a la actividad. No sabemos si el dúo formado por Tracey Thorn y Ben Watt decidirá retomar su carrera en el momento menos esperado, pero por ahora es una posibilidad remota que se presupone de lo más difícil. Después de 28 años de relación de pareja, Tracey y Ben decidieron pasar por el altar en 2009 y, además de ejercer de padres –no es nada fácil criar a tres churumbeles–, han tenido que dosificarse en su faceta creativa. Watt ya tiene bastante con girar como DJ y dirigir su sello Buzzin’ Fly –y el subsello Strange Feeling en el que ya han publicado Figurines y ahora Tracey–, mientras que a Thorn, después de su segundo álbum folktrónico editado en 2007 ( “Out Of The Woods”), le hemos podido escuchar únicamente colaborando con los húngaros The Unbending Trees en el single “Overture” y versionandoel “Yeah! Oh Yeah!” de The Magnetic Fields a dúo con el cantautor sueco Jens Lekman para un recopilatorio que conmemoraba el vigésimo aniversario de Merge Records. Perderla de vista ha sido doloroso. La que fuera miembro de aquella banda de culto llamada Marine Girls –antes de que decidiera ingresar en la Universidad de Hull, donde conoció a Watt y comenzó su leyenda– ha marcado con su inconfundible voz a toda una generación (y la siguiente). Me acuerdo como si fuera ayer de cuando mi madre, cuando apenas tenía ocho años, me sorprendió una mañana de domingo, de esas de limpieza general, con la remezcla que Todd Terry les facturó para “Missing”. Cómo pasa el dichoso tiempo…

Si bien su segundo álbum de estudio no acabó de cuajar en conjunto al combinar piezas de índole folk con otras que le volvían a posicionar en la pista de baile como “It’s All True” o “Grand Canyon”, para “Love And Its Opposite” –producido por Ewan Pearson, DJ extraordinario, remezclador ilusionista, también la mano en la sombra tras el debut de Delphic y el “Coleurs” de M83– la británica con entonación de ángel ha renunciado a los artificios y se sirve de su voz para entonar unas piezas intimistas –y en buena parte prácticamente acústicas– en las que el amor, las dudas a las que una mujer de su edad se enfrenta y los recuerdos añorados del pasado se aferran a su nueva realidad de casada. Aun con esto, nadie diría después de oír “Oh, The Divorces!”–en la que, irónicamente, se pregunta quiénes serán los siguientes en desquebrajar sus votos nupciales– o “Long White Dress” –emulando a Aimee Mann con el acompañamiento de una guitarra nos habla acerca de lo innecesario que es casarse para tirar adelante una longeva relación– que Thorn ha pasado a ser oficialmente, hace apenas unos meses, la señora Watt.

Tirando de lo folk, Thorn devuelve el favor a The Unbanding Trees versionando el “You Are A Lover” de la banda magiar y repite junto a Jens Lekman en el tétrico dúo que se gasta del “Come On Home To Me” de Lee Hazlewood, demostrándonos que aún tiene mucho que decirnos. A pesar de que aquí no hay música de baile, hay un recuerdo a su etapa anterior en el número retro-funk “Why Does The Mind?” –con ese órgano Hammond y ese cuarteto de cuerda que levita sobre este hipotético descarte de “Out Of The Woods”–. Aun poniéndonos sobre la mesa las principales incertidumbres de una mujer madura que, desesperadamente, intenta encontrar a su príncipe azul antes de que se le pase el arroz –he aquí “Singles Bar”–, los nostálgicos de EBTG podrán darse por satisfechos con “Kentish Town” y “Late In The Afternoon” antes de que el círculo se cierre con el único canto esperanzador que podemos hallar en estos diez cortes, “Swimming”, donde Thorn –con la ayuda a los coros de Cortney Tidwell–, tirando de autobiografía, le canta al amor eterno, que de eso ella sabe un rato. No estamos ante las mejores composiciones que Thorn haya firmado a la largo de su carrera, pero siempre es de agradecer que –aunque sea en cuentagotas–abandone su retiro familiar para volver a cantar como ella sabe.

Sergio del Amo

* Escúchalo, compralo.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar