Lotus Lotus

Álbumes

Christina Aguilera Christina AguileraLotus

6.7 / 10

Descalabrada, sin marido y luchando contra las fuerzas de la naturaleza para no acabar siendo una Cabbage Patch Kids. Hace cosa de dos años y medio Christina Aguilera se dio el mayor batacazo mediático de su carrera. “Bionic” la hundió del todo (acabó hasta cancelando la gira de presentación por miedo a que la vieran cuatro gatos contados), y ya no digamos ese cliché cinematográfico titulado “Burlesque”, que por no servir no sirvió ni como posavasos, atendiendo a que aún se seguía vendiendo “Crossroads” en las tiendas. Sin presente ni futuro, la que fuera niña mimada de la factoría Disney tuvo que luchar contra los elementos para volver a ser alguien. Pero de pronto, y para sorpresa de Esperanza Gracia y demás estrellonas del tarotismo en bata de boatiné, se cascó el featuring de “Moves Like Jagger” junto a Maroon 5 y la pobre avistó algo de luz. La maldición gitana que le amenazaba con convertirse en una diva de tercera categoría en Las Vegas se tomó una tregua.

Con todos esos antecedentes, obviamente, había que comprobar cómo iba a mover los hilos la Aguilera ahora. Y más teniendo en cuenta que dispone de un escaparate semanal en la televisión como “The Voice”, donde puede adoctrinar a la audiencia y a las de su misma condición dentro del arte del griterío histérico. Para satisfacción de su cada vez más desmembrado grupo de seguidores, en “Lotus” Xtina ni innova ni nos muestra otras facetas suyas nunca vistas hasta entonces. No obstante, a diferencia de lo que ocurría con “Bionic”, uno no siente la imperiosa necesidad de volarse la cabeza a la mitad de su hiperextenso tracklist. Se ha vuelto a comer los mocos en los charts estadounidenses por recurrir en “Your Body” a dos gurús de la radiofórmula como Max Martin y Shellback, pero eso no quita que el tema tenga su qué y sea, del mismo modo que ese pseudo- “Fireworks” a lo Perry titulado “Army Of Me”, o la nostalgica (y tan dance 2005) “Let There Be Love”, un guilty pleasure que hará mucho daño en los tugurios de Chueca.

Ya que los tenía a mano como coaches de “The Voice”, tampoco ha querido perder la oportunidad de llamar a Cee Lo Green para esa batucada carne de single llamada “Make The World Move” y también a Blake Shelton, protagonista en “Just A Fool”, el siempre obligado dueto de baladón sentido AOR. Aunque puestos a encontrar dos highlights indiscutibles, hay que pararse en la simpática “Red Hot Kinda Love” ( “Groove Is In The Heart” de Deee-Lite siempre es un gran recurso del cual valerse) producida por Lucas Secon, el hombre detrás del “Get Outta My Way” de Kylie, y esa “Blank Page” escrita por Sia que se alza sin necesidad de caer en los agudos ensordecedores como una de las mejores baladas que jamás ha interpretado la Aguilera. Puede que no innove, que vaya a rebufo de todas las que marcan la batuta actualmente en el agitado negocio del pop y que cada vez que pronuncias su nombre muchos se te tiren a la yugular, pero si supiera condensar el bombardeo de ideas en apenas diez temas se habría marcado un comeback más que apañado.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar