Long Distance Long Distance

Álbumes

Onra OnraLong Distance

8.3 / 10

Onra  Long Distance ALL CITY RECORDS

Hace poco Óscar Broc hablaba de lo prolífico y sobreexplotado de la escena del hip hop instrumental. Un mercado saturado que tiene sus mayores activos concentrados en las islas británicas y la soleada California. Sin embargo, como bien apuntaba Broc, no todo el capital se explota en estos dos polos. Dimlite hace lo propio en Suiza, mientras los vecinos europeos van sumándose al movimiento en una reacción en cadena. Posiblemente muchos piensen en dÉbruit para ilustrar el fenómeno en Francia. Sin embargo, bien podría ser Onra el encargado de portar el estandarte del beatmaking galo. Lo que pasa es que Arnaud Bernard y sus rasgos asiáticos descolocan a la hora de predecirle una nacionalidad. Tampoco ayuda que muchos lo conocieran a raíz de su primer álbum, Chinoiseries, edificado a base de samples de música vietnamita y que acabó como uno de los temas comerciales de las Olimpiadas de Pekín en forma de anuncio de Coca-Cola.

Si Onra nos mostró su faceta más alegre con “Chinoiseries” y la más oscura con su segundo álbum, el vinilo 1.0.8, con “Long Distance” saca del armario el traje de solapa ancha, pone a enfriar una botella de Veuve Clicquot y se convierte en un “dandy mojabragas” a base de catálogo de soul y R&B ochentero. En realidad no es un ejercicio de transformismo musical asombroso, simplemente cambia de estante de vinilos cada vez que hace un álbum. No obstante, “Long Distance” tiene detalles no vistos antes en la discografía del francés. Es la primera vez que acude a las colaboraciones vocales y la lógica requería bases de más de dos minutos para esas colaboraciones. Este trabajo no podía ser un álbum de beats como lo fue “Chinoiseries”, de esos que tienen 30 cortes minúsculos. La ocasión requería canciones –con todas las letras–, lo que convierte a Onra en menos beatmaker y más productor, no en un sentido técnico sino estilístico. Él mismo lo reconocía: “ beatmaker define lo que soy pero no define el tipo de música que hago”, una frase que cobra más sentido tras este disco.

El R&B de los ochenta es el protagonista principal del disco, aunque haya otros actores secundarios como el hip hop en “ Rock On” o con 3T de Slum Village en “ The One”, o incluso el french touch de pista de baile; de hecho “ Wonderland” y, sobre todo, “ Mechanical” podrían haber sido uno de los muchos fakes que han salido de Daft Punk en los últimos años. Sin embargo, las perlas del disco rinden homenaje a las boy bandsafroamericanas que llenaron carpetas de adolescentes hace dos décadas. Lo es “ High Hopes”, revisando un tema de S.O.S. Band de manera deliciosa y con la inestimable colaboración de Reggie B., sensual sin ser obsceno, delicado sin ser afeminado. “ Long Distance” o “ To The Beat” siguen la estela melosa y azucarada del R&B comercial de los ochenta. Sin embargo, la misma estela se difumina y entremezcla con todas esas escisiones que conoce el hip hop de cosecha joven, dando lugar a pequeñas joyitas como “ Oper8tor” o “ Cherry” que amenizan el viaje y rebajan la dosis de glucosa R&B evitando el coma diabético.

Tengo algunos amigos con los que me gusta jugar a “encuentra el sample” y que cuando oyeron el EP de adelanto estaban tan entusiasmados como lo estaba yo; me he encontrado estos últimos días a muchos de ellos dudando acerca de la calidad del disco a raíz de lo reconocibles que son algunos samples (ya tiene dos entradas en whosampled.com). Otros directamente no daban concesiones y se declaraban haters oficiales. Para más inri, “ Moving” está hecha del mismo recurso que “ Get Up” de Washed Out, lo que ha avivado considerablemente la polémica. Según el francés es una casualidad, pues asegura tener ese beat registrado desde hace mucho tiempo. Se aplique o no la presunción de inocencia, opino que quien pretende encontrar originalidad compositiva en el disco de un beatmaker es como el que va a comer ensaladas al McDonalds o a por abrazos a un burdel. Está en el lugar equivocado y, aún así, probablemente le gustará lo que escuche.

Mónica Franco

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar