Live Live

Álbumes

SBTRKT SBTRKTLive

6.3 / 10

Cuando un artista ‘de baile’ se permite el lujo de editar un disco en directo, suele ser por la sencilla razón de que su estatura artística ha superado ampliamente el listón del mainstream. No un directo de laptop y poco más, por supuesto, sino una grabación de un show con montaje aparatoso, instrumentos ‘reales’, voces gruesas y toda la pesca: porque no es lo mismo un “Live In Japan” de Fennesz, que se lo podría haber hecho perfectamente en la cocina de su casa mientras vigilaba la cocción de la pasta, que una toma íntegra de The Chemical Brothers en Brixton Academy con show de luces, proyecciones 3D, filmación en HD y edición con acompañamiento de DVD. Así pues, ¿es SBTRKT mainstream, o sea, uno de esos tipos que atraen masas? Sabemos que no –en Primavera Sound, donde arrasó, todo sea dicho, era letra pequeñísima del cartel–, y aquí está la gran paradoja de este “Live”, que ni es una grabación de bajo presupuesto –pues hay un chorro de vocalistas, timbales y pantallas, como cuando bandas tipo Basement Jaxx o Leftfield, célebres por sus certeros éxitos de club, querían gustar al público más rockista de Glastonbury o Reading–, ni tampoco un despropósito populista propio de quien se le ha subido la fama a la cabeza, que es como decir que resulta raro que deadmau5 todavía no haya tenido la idea y nuestro hombre sí. Ni siquiera se plancha en un formato físico, está disponible desde el pasado lunes en iTunes para descargárselo a cambio de unos dineros (no muchos), y más que una operación de alargamiento de ego o una estrategia de supremacía veraniega de cara a la próxima campaña de festivales, más bien parece el testimonio de un buen año a partir de un documento que resume lo bien que le ha ido a SBTRKT después de firmar un más que contundente disco de debut en Young Turks en 2011.

“Live” reproduce uno de los conciertos en Londres de la gira de “SBTRKT” en el Shepherd's Bush Empire, que no es precisamente una caja de cerillas, e indirectamente reafirma algunas de las impresiones que nos dio el enmascarado cuando empezó a derivar hacia un post-dubstep meloso y a dejar de hacer tantos beats de house como al principio, y es que en realidad él aspira más a ser un productor de canciones antes que un arquitecto de ritmos. Y el directo es la antítesis de lo que debe ser la música de baile: cada pieza va por separado, cercenada por silencios –pausas de los músicos, que se van cansando– y aplausos, sin apenas un hilo narrativo que lo hilvane todo, sin la continuidad vibrante de un mix al vuelo, que es algo que sí tienen otros artistas electrónicos con directo apetecible, a pesar de su megalomanía, como Daft Punk o los Chems. Y eso sin contar ya con que el repertorio de SBTRKT es escaso todavía, que da para diez temas, casi todos los del álbum (ya de por sí para tirarse a la bartola, no para echar el hígado), y que no hay una transformación esencial de los mismos salvo aquellos momentos ( “Surely”, “Never Never”, “Trials Of The Past”) en los que afina sus cuerdas la Heritage Orchestra, que le da el toque sinfónico a lo Magnetic Man / Benji B. Ni siquiera hay una post-producción que le dé más volumen o calidez a la cosa: aunque suena limpio, suena también como si estuviéramos al fondo de la sala, no en la primera fila; la conexión íntima con el artista, aunque sea a través del iPod, es mínima.

¿Qué satisfacción se obtiene de “Live”? No más que la que se extrae rescatando “SBTRKT” de la estantería y poniéndolo en casa a un volumen capaz de propiciar la visita de un vecino a quejarse, aunque es inevitable cambiar el gesto y la predisposición de ánimo a mejor cuando resalta la bassline gorda de “Wildfire”, justo antes del final con “Right Thing To Do”, o una de las melodías más inspiradas, la de “Hold On”, una de las razones por las que el prestigio de SBTRKT como uno de los actualizadores en modo pausa del garage y el 2step inglés de los noventa no ha parado de fortalecerse durante estos más de 12 meses. Un título anecdótico del que, sin embargo, pueden sacarse cosas positivas en caso de querer buscarlas.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar