Little Joy Little Joy

Álbumes

Little Joy Little JoyLittle Joy

7.5 / 10

Little Joy Little Joy ROUGH TRADE / POPSTOCK!

Tras el guitarrista rítmico Albert Hammond Jr. y el bajista Nikolai Fraiture (con Nick Zinner de Yeah Yeah Yeahs en Nickel Eye), es ahora el batería Fabrizio Moretti quien demuestra que puede apañárselas sin los Strokes. No está solo, sino en compañía de otros: la chica orquesta Binki Shapiro y el brasileño Rodrigo Amarante ( Los Hermanos), con el que Moretti concibió en un festival lisboeta el proyecto de montar una banda que no se pareciera a sus respectivas bandas. El resultado, Little Joy, es un fracaso en ese sentido. Primero, porque en su debut homónimo suenan a The Strokes cosa mala, aunque unos más dados a tirarse en la hamaca que a pisotear calles de fuego y clubs chic. Y después porque han heredado de Los Hermanos su tendencia a dejarse intoxicar por distintos estilos, a probar sonidos, a jugar con casi todo.

Así es, imaginen a The Strokes mudados a California –a Echo Park, L.A., para ser más precisos– y abiertos a sonidos, digamos, globales, y sabrán a qué suena el pequeño gran debut de Little Joy. Sus canciones de agridulce final de verano hasta parecen cantadas por Julian Casablancas en lugar de por Rodrigo Amarante, pero a favor del brasileño hay que decir que ya cantaba de ese modo –con esa arrogancia perezosa– antes que Casablancas. La tensa, cool "Keep Me In Mind" podría pasar por inédita de "Is This It" o "Room on Fire", pero es la única. En el resto de "Little Joy", el city rock cede paso a un relajado pop entre fifties y sixties, delicioso y carismático, con vistas a la bossanova ("The Next Time Around", "Play the Part"), el reggae ("No One's Better Sake") o el folk (en los dos temas cantados por Binki Shapiro, que pueden recordar a Linda Draper). Todo para recordarnos que la pena no merece la pena ni de lejos. A cantar y a gozar, venga.

Juan Manuel Freire

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar