Letherette Letherette

Álbumes

Letherette LetheretteLetherette

7.3 / 10

La transición del hip hop al house nunca ha sido traumática. No es un salto ni difícil ni arbitrario, y muchas veces tiene su lógica si somos capaces de comprender cómo fue la música en los 80, y cómo los pilares que sujetaron los comienzos del rap –básicamente electro y funk– eran parecidos a los que dieron nacimiento, unos pocos años atrás, a la música disco. Durante los años de la explosión del house de Chicago muchos productores venían del hip hop y otros hicieron el camino inverso, y así ha sido durante dos décadas y media de frenética actividad. Sin embargo, nos siguen pareciendo mundos lejanos, porque la propia evolución del mapa musical contemporáneo a veces prefiere tener ambas escenas ancladas en su propio espacio sin que apenas se construyan puentes que comuniquen un género con el otro. Este no es el caso de Letherette, en cualquier caso: en sus dos primeros maxis para el sello Ho Tep (una pequeña división de Eglo Records dirigida por Alexander Nut, hoy uno de los presentadores estrella de la emisora Rinse FM) demostraron su pasión por los breaks espaciosos y esa dimensión psicodélica del hip hop tan en boga en el momento en el que Los Ángeles dominaba la esfera experimental gracias a Flying Lotus y sus amigos próximos. Pero a la vez, en su Inglaterra natal –Letherette son de Wolverhampton–, lo que se conocía como dubstep se estaba transformando en bass y los productores de club estaban descubriendo el house como un color más en su paleta de sonidos. Entre 2010, fecha del primer EP de Andy Harber y Richard Roberts, y 2013 lo que ha sucedido es que la pareja ha sabido armonizar las dos influencias y encontrar los puntos de conexión para que, en su álbum de debut, funcionen juntas y de manera exacta.

“Letherette” es, sobre todo, un álbum muy bien hecho. La producción es pulcra y elegante, fluye con naturalidad y controlando muy bien los tempos y las transiciones; no es un bloque monolítico de 4x4 ni una corriente de atmósferas y beats de los que alteran el estado de conciencia. Tampoco es exactamente un viaje, aunque a medida que transcurre sí que hay momentos en los que, al prestar consciencia de lo que suena, puedes sentirte dentro de una alucinación, sobre todo al final ( “Space Cuts”, “Hard Martha”), donde Letherette se desprenden definitivamente del molde 4x4 del deep house y dejan que la música se esparza con mayor libertad. Algo que, en principio, no hace sospechar el arranque: “After Dawn” es un ejercicio de boogie hipertecnificado, con samples de voces agudas y profusión de texturas de sintetizador grueso que pretenden simular un estado de euforia máxima en un club después del amanecer, como dice el título; ese momento en el que se han borrado todas las fuentes de percepción racional y una ilusión de felicidad mantiene temporalmente a raya el agotamiento. Ocurre lo mismo con “D&T”, una pieza más ochentas de AOR disco, con solo de guitarra –lógicamente, la influencia de Daft Punk–, y permanece en esa inclinación retro en “Restless”, que recuerda a ciertos discos de house-pop ingleses de hace 20 años, pero acribillados por basslines modernas. Dicho esto, hay momentos de “Letherette” que recuerdan a una de las viejas bandas que mejor supo conjugar en sus tracks la expansión del hip hop con la felicidad del house, y me refiero a Motorbass (sólo hay que comparar las semejanzas entre “Boosted” y “Neptune”). Letherette son hábiles incrustando cuerdas disco ( “I Always Wanted You Back”) y voces aceleradas, o loops de disco music filtrados a la manera francesa ( “The One”) sin perder la atmósfera misteriosa y sin sonar descaradamente retro. A partir de “Gas Stations And Restaurants” el tono del álbum se rebaja (salvando el último momento disco-friendly, “Warstones”), y se convierte en un artefacto dual, para viernes por la noche y domingo por la mañana, que a la vez funciona muy bien como relato de una noche agradable seguida de un amanecer pacífico. Habrá quien eche de menos a los viejos Letherette fascinados por el boom bap, pero ciertamente estamos ante un dúo que ha sabido crecer.

Escúchalo en GooglePlay

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar