Lemurian Lemurian

Álbumes

Lone LoneLemurian

4.5 / 10

DEALMAKER

Las gentes del siglo XIX creían que Lemuria era una tierra lejana donde vivían felizmente los lemures. Era la única explicación que podían dar para aceptar la realidad de una criatura tan extraña como aquella, pero esa fue una historia que no pudo ser ya que hoy en día sabemos que los lemures no son hijos de una tierra mítica sino que provienen de la isla de Madagascar. Y con esa frase me quedo, pues ésta será también la historia de un disco que quiso pero no pudo ser. Para empezar, la portada sin duda desorienta. De verdad, Lone no es el nombre de un recopilatorio de house descafeinado de la discoteca hortera del pueblo donde pasamos las vacaciones. Lone es Matt Cutler, oriundo de Inglaterra, y apuesta por algo que apunta hacia la abstracción y el paisajismo. Viste el esqueleto compositivo con samples. Fragmenta ritmos que tienden al hip-hop y al soul y deconstruye los teclados. Una apuesta interesante si no fuera porque de los diecisiete temas del disco hay demasiados que no sobrepasan escasamente el minuto. Y me quejo. Porque no os penséis que en esos minutos se construyen ricos micro-mundos sino que son cortes en donde se alumbra un planteamiento, pero el desarrollo brilla por su ausencia. Y eso al final cansa porque parece que aquí falten unas cuantas horitas de trabajo y de estruje emocional-cerebral. Es decir, “me ha salido esto y así lo dejo”, una filosofía que no concuerda en absoluto con lo que pretende el conjunto del disco. Aún así, el problema verdadero de “Lemurian” es que surge de la nada con debilidad, los sonidos crean atmósfera frágiles, que no irrumpen sino que se quedan a las puertas de nuestros oídos esperando a que les demos permiso para entrar. Y eso no es bueno, porque no hay seducción posible, siempre hay una barrera entre nuestros oídos y su música. Y sí, vemos influencias de Flying Lotus, de Daedelus o incluso si apuramos de papá Aphex Twin, pero al final no. Falta fuerza, determinación y, sobre todo, un discurso. Porque una cosa es ser abstracto y otra perderse por el camino.

Eli Úbeda

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Safran Foer

Books

Spoiler: la nueva novela de Safran Foer es una mierda (pero nadie lo dice)

"Quiero abrir las piernas, que coloques la cabeza ahí abajo y que me mires hasta que me corra"¯\_(ツ)_/¯

leer más
sororidad

Columnas

Sororidad: por qué hoy te odio

Al parecer, las feministas estamos hasta el coño de las feministas.

leer más
Madridgrado

Sports

6 madridistas de izquierdas derriban el mito del equipo de derechas

"Llegaremos antes al socialismo que a cambiar el fútbol. Pero mientras, viva Cristiano"

leer más
marilyn

Noticias

"Esta es la Marilyn que nunca nadie había visto"

Las fotografías inéditas de Greene no nos acercan más a la verdad.

leer más
luces en el cielo

Actualidad

Reikiavik apaga las luces de sus calles para contemplar mejor la aurora boreal

Estas iluminaciones naturales multicolores pueden parecer magia. Pero, en realidad, son fruto de la interacción entre el viento solar y el campo ...

leer más
yihab ajedrez

Actualidad

“No llevaremos hiyab”: las ajedrecistas se rebelan contra el Mundial de Irán

"Ninguna institución, ningún gobierno, ni el Campeonato Mundial de Mujeres de Ajedrez deben obligar a las mujeres a llevar o no llevar hiyab"

leer más
portada

PlayGround Food

La chef unicornio que convirtió el fast food en alta cocina

El pelo teñido de color rosa chicle la delata como un unicornio de la cocina.

leer más
rosetta

Futuro

La muerte de Rosetta: adiós a la sonda espacial que más ha enternecido al mundo

"Es increíble los sentimientos que puede generar una caja llena de aparatos electrónicos perdida en un cometa".

leer más

cerrar
cerrar