Legendary Weapons Legendary Weapons

Álbumes

Wu-Tang Clan Wu-Tang ClanLegendary Weapons

7.3 / 10

Wu-Tang Clan  Legendary Weapons eONE MUSIC

A medida que Wu-Tang Clan han ido perdiendo pegada, relevancia e incluso presencia en la escena hip hop, el plan maestro de su líder y mente pensante, un RZA en crónico proceso de desconcierto e irregularidad creativa desde hace ya unos cuantos años, ha ido mutando y cambiando para salvar la dignidad del clan y adaptarse con más o menos acierto a los cambios de ciclo de la industria y las preferencias del público. Un buen ejemplo para ilustrar este proceso sería “Chamber Music”, flojo regreso a la palestra de la banda, publicado en 2009, en el que el colectivo planteaba algunas de las claves para entender su presente y futuro. Por un lado, la cada vez más evidente tendencia a diluir el concepto de supergrupo y ceder el protagonismo vocal a los MCs más consistentes del colectivo, básicamente Ghostface y Raekwon, y añadirle algunos cameos de MCs ajenos por completo a su órbita; por el otro, la cesión consciente del trabajo de producción a figuras externas que puedan oxigenar su discurso y, de paso, desvincular a un RZA cada vez más anodino e irrelevante.

“Legendary Weapons” repite exactamente las mismas directrices ya marcadas en su predecesor, pero con algunas diferencias resaltables. En primer lugar, la selección de beats, esta vez con menos peso específico instrumental, uno de los focos de discusión de “Chamber Music”, parece más acertada y cohesionada. Se encargan de todo el lote el trío atacante formado por Fizzy Womack, Noah Rubin y Andrew Kelley, algunas veces en equipo y otras por separado, pero siempre con la intención de transmitirle más solidez y coherencia al sonido y, sobre todo, con la idea irreprochable de devolverle al grupo una parte de ese dinamismo street que se echaba de menos en su andadura más reciente. Lo consiguen si realizamos una comparativa inmediata con el álbum anterior, que se perdía por senderos psicodélicos de dudosa lógica en el entorno del grupo, y si bien sus prestaciones no sirven para recuperar ni reflotar, ni de lejos, la época dorada del clan sí podemos darnos por satisfechos teniendo en cuenta el contexto y la situación de la formación.

La segunda gran diferencia estriba en el hecho de que para “Legendary Weapons” RZA no ha dudado en darle a Ghostface Killah el timón del barco. Es el único MC del clan que tiene presencia continuada en el tracklist y el único que parece tener el trono asegurado en un baile de nombres en el que, por ejemplo, echamos de menos a Masta Killa o a GZA y nos sorprende la escasa participación de otras firmas ilustres del colectivo como Method Man. Consciente quizás del poco brillo que se puede extraer ya de las rimas de U-God, Inspectah Deck o del propio GZA, el jefe de filas ha optado por llamar a perros de presa como Action Bronson, Roc Marciano, M.O.P., Sean Price o Termanology para inyectar algo de excitación underground al contenido y suplir las carencias de sus propios reclutas. El resultado, lejos de la excelencia y el brillo de antaño, pero más fiable y compacto que en sus últimas entregas, evidencia que el clan cada vez parece más cosa de dos o tres miembros que de un escuadrón invencible de MCs y que, desgraciadamente, esta es la mejor solución para resolver sus problemas.

David Broc

“Laced Cheeba”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar