Lazer Sword Lazer Sword

Álbumes

Lazer Sword Lazer SwordLazer Sword

7.8 / 10

Lazer SwordINNOVATIVE LEISURE

Poned en el asador la adrenalina pistera de unos Justice o Boyz Noise, la psicodelia digital de Grasscut, las descargas electromagnéticas de Dimlite, el hip hop venusiano de Diplo, el wonkismo grasiento de Rustie y las tormentas de rayos gamma de Robot Koch. Espolvoread la parrilla con pimienta de Detroit, regad los bistecs con salsa barbacoa de Sheffield y poneos el disfraz de Obi Wan Kenobi mientras aviváis las brasas con aceite de J. Dilla. Es lo que hacen habitualmente Lando Kal y Low Limit los domingos por la tarde; la verdad es que los invitados no dejan ni los huesos en el plato. Y lo mejor es que no se trata de ninguna receta que no hayamos visto antes, ¡diablos!, apuesto a que ahora mismo podríamos encontrar chuletones de beatz hasta en los mercados más sórdidos de Tegucigalpa. Ah, amigos, pero estos dos tipos de San Francisco saben muy bien cómo disponer los ingredientes y las cantidades para encontrar el punto óptimo de sabor, jugosidad y textura. No lo digo yo. Lo dicen entre otros Mary Anne Hobbs, Modeselektor y los afortunados que han podido sentir en sus carnes los alimenticios directos del dúo. Y a ver quién se lo discute. A pesar de su escasa discografía, los tipos se las han apañado para derretir a la crítica con “The Golden Handshake” (Numbers), un EP editado este mismo año y alabado al unísono por glitchistas y bleepistas. Nos dejaron con mucha hambre los muy cabritos, por eso han cocinado la bacanal perfecta de salchichas, hamburguesas, mollejas, costillas y entrecots futuristas, para que nuestras arterias se bañen libres en un dulce y cálido mar de colesterol electrónico.

Lando Kal y Low Limit saben encontrar el punto exacto entre lo que podríamos denominar dancefloor, hip hop, new beat y wonky. Se bastan con este universo cuatridimensional para articular una propuesta burbujeante, moderna y hedonista. Saben combinar los elementos de la tabla periódica con una habilidad especial para no aburrir. Uno de sus puntos fuertes es transitar distintos estados siendo fieles a su credo estilístico. El disco, pues, avanza de forma serpenteante, subiendo, bajando y basculando entre paisajes eufóricos y páramos artificiales de electrónica outsider, como si estuviéramos surfeando plácidamente sobre ondas hercianas. Sin desencajar las hebras de su discurso en pos de posturitas imposibles, “Lazer Sword” se despliega ante el oyente como una extravagancia sonora que puede funcionar como desatascador funkoide en formato IDM con cantos poligonales –qué gran tema es “Tar”, por Dios–, como un homenaje dadaísta (y wonkista) a los beats de Flying Lotus – “Surf News”–, como una lección de hip hop modernillo que haría sudar a Pharrell Williams “I’m Gone”–, como una particular deconstrucción del sonido Daft Punk –sensacional “Agrokrag”–. Todo está perfectamente ensamblado: los goznes de los tracks no chirrían, las piezas siguen una rotación perfectamente lubricada en nuestro iPod. Lando Kal y Low Limit pueden coger el house y el electropop y fabricar un elaborada alfombra de breaks, melodía vocal y superposición de ritmos – “Machine”–. Pueden poner la mano sobre la Biblia del wonky y convertirse en unos puritanos del género – “Web Swag”–. Pueden transformar la música disco en un sueño feérico con hadas cocainómanas y cyborgs pederastas – “Def Work”–. Pueden invocar el espíritu de los beats de Justice y ponerle unos tropezones de rap al gazpacho digital – “Topflites”–. Las apuestas estaban altísimas y el dúo de San Francisco no ha decepcionado a los que esperaban con la servilleta hincada en el cuello de camisa. “Lazer Sword” tiene profundidad de choque y buena mierda a raudales, te atrapa y te convierte en devoto (e incluso esclavo) en cuestión de dos bleeps. Servidor ya está entregado, rendido a sus pies y dispuesto, cuando ellos gusten, a limpiarles el sable… láser.

Óscar Broc

Lazer Sword — Tar by laidblack

Lazer Sword - I'm Gone feat. Turf Talk (Low Limit Remix) by LAZER SWORD

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar