Late Night Tales Late Night Tales

Álbumes

MGMT MGMTLate Night Tales

7.1 / 10

LATE NIGHT TALES

En nuestro pasado reciente, cuando el intercambio musical entre amigos se ejercía regalando y recibiendo CDs regrabables, siempre intentábamos reflejar, a modo de ejercicio altruista de sabiduría y amor fraternal, lo mejor de nuestra discoteca particular. No valía cualquier cosa. Sólo tenía sentido recopilar lo mejor, lo más raro y aquello que (ya fuese de antemano) sabíamos que al otro le volvería loco de remate. Cuando metíamos la pata y el esmerado compacto regalado acababa convertido en un blockbuster pornográfico, se mascaba la tragedia. Pero, en el caso opuesto, cuando el éxito engalanaba nuestro esfuerzo mental por lograr la “playlist definitiva”, la satisfacción por el trabajo bien hecho no te la podía joder nadie. MGMT, dispuestos a ganarse las simpatías de los nostálgicos, los inconformistas musicales y algún que otro esnob que en público nunca confesaría que se despendoló como el que más bailando “Kids” hace tres temporadas, han sido invitados por la gente del sello Late Night Tales para que escojan sus temas favoritos siguiendo la estela de curators anteriores como Air o The Flaming Lips, algunos de los artistas que han colaborado en esta serie de mixtapes durante sus diez años de vida.

Teniendo en cuenta el desvío antipopulista que MGMT tomaron en “Congratulations” (Columbia, 2010), en pro de su venazo más psicodélico, progresivo y analógico, uno esperaba que la selección siguiera estos derroteros. Pero, sorprendentemente, el dúo se ha decantado por el post-rock que figura en la letra pequeña de la historia del género ( “Can’t See Through It”, de los siempre reivindicables Disco Inferno), los goticismos del rock ochentero ( “Pink Frost” de los neozelandeses The Chills), el folk de camperas mutantes (he aquí el recuerdo de Dave Bixby y su “Drug Song” o la paranoia controlada de Cheval Sombre en “Troubled Mind”) y gemas experimentales de antaño para gourmets (¿acaso “Cheree”, del primer álbum de Suicide, no debería entenderse como una libre interpretación enfermiza del “Je T’aime Moi Non Plus”?). Obviamente, hay espacio para sus adorados Television Personalities en “Stop And Smell The Roses” (recordemos que en “Congratulations” rindieron tributo a su líder en “Song For Dan Treacy”) y para Spacemen 3 en el caso de “Lord Can You Hear Me?” (de algún modo deben devolverle el favor a Peter Kember tras producir su segundo largo).

Aunque, de todos modos, lo mejor es esa versión que los propios MGMT firman del archiconocido “All We Ever Wanted Was Everything” de Bauhaus, al que mantenienen en sus señas de identidad básicas pero lavándole levemente la cara para que brille como se merece 28 años después de su publicación en “The Sky’s Gone Out”. No sé por qué, pero me da en la nariz que, de cara a su próximo disco, la banda teñirá sus nuevas canciones de negro.

Sergio del Amo

MGMT- All We Ever Wanted Was Everything by wilcow

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar