Lady From Shanghai Lady From Shanghai

Álbumes

Pere Ubu Pere UbuLady From Shanghai

5.5 / 10

Lo malo de ser una leyenda es que no siempre se puede estar a la altura, no ya de las expectativas de los fans, que siempre suelen ser muy altas, sino que a veces, ni siquiera se cumplen las del título. Eso es exactamente lo que sucede con Pere Ubu de un tiempo a esta parte, que parecen cada vez más distantes del nivel de discos como “The Modern Dance” o “New Picnic Time”. Sus últimas entregas han sido irregulares, y parece que la cosa no remonta con el trabajo que nos ocupa. ¿Acaso el post-punk ha dejado de tener vigencia en los tiempos que corren, es que Pere Ubu no han sabido evolucionar o simplemente hace daño al disco que su lanzamiento coincida con el aniversario de su obra maestra? ¿Un poco de todo, quizás?

Vayamos por partes. “ Lady From Shanghai” sale a la venta justo cuando se cumplen 35 años del debut del grupo liderado por David Thomas, aquel “The Modern Dance” que se convirtió en clásico inmediato y piedra angular para el post punk norteamericano, aquel género que nacía de las cenizas del punk, con un toque más intelectualizado y menos autorreferencial. Con un solo disco, Pere Ubu, junto a Wire y Gang of Four, pasaron a formar parte del Olimpo del género en su dimensión más compleja. Las comparaciones, suele decirse, son odiosas, pero aún más en este caso, porque la deriva art-rock de “Lady From Shanghai” ya no juega ni con el factor sorpresa de “The Modern Dance” ni mucho menos con la novedad.

¿Ha perdido vigencia el post-punk? Tampoco. Puede que no sea lo más innovador del mundo, pero si hay un género que se adapta como un guante a los tiempos que corren es ése: de hecho, buena parte del post-punk se alimenta del descontento, y este “Lady from Shanghai” no es una excepción, aunque vaya revestido de patrones mucho más cercanos al art-rock, salvo en casos puntuales, como los primeros minutos de “ And Then Nothing Happened” o “ 414 Seconds”. ¿Y han sabido evolucionar Pere Ubu? Evidentemente no se puede juzgar una carrera de más de 30 años por un solo disco, y menos aún por éste, que apenas lleva una semana en el mercado (es el tiempo, después de todo, quien se encarga de liquidar hypes y poner las cosas en su sitio), pero así como otros coetáneos siguen transmitiendo abrasión y consiguen demostrar que la veteranía es un grado, con “Lady From Shanghai” la sensación general es de pereza: es posiblemente uno de los discos más áridos y farragosos del grupo, y es difícil evitar la sensación de que se ha grabado por compromiso más que por ganas.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar