LOVE’S LOVE’S Top

Álbumes

C. Tangana C. TanganaLOVE’S

8.5 / 10

“Éste es mi plan, ya sabes quién. Gente normal: Agorazein”. Es un extracto de “ Espalda Con Espalda”, uno de los cortes de “Agoazein Presenta: C. Tangana”. Pasó el corte como lo mejor de 2011; y ha pasado el 2012 sin moverse de los reproductores de muchos, entre los que yo me encuentro. Antes, mucho antes de poder quedar obsoleto, de agotar todos los recovecos que tiene la narrativa de Tangana y vislumbrar todos los destellos que reflejan su entendimiento de la sampledelia, los madrileños sirven este “LOVE’S” firmado por el MC pero en el que hay un pedazo de cada uno de los miembros del colectivo. Ya lo decía el madrileño, el plan es seguir siendo Agorazein, gente normal. Chavales que han pasado y pasan por lo mismo que todos. Estudiar y trabajar, fumarse unos con tus “camellos con carrera”, encontrar la música que paralice los momentos de disfrute sensual, preocuparse por cómo está el patio. El tuyo, el de los tuyos, el de los que te rodean. Y enorgullecerte de tus victorias en el día a día aprendiendo a maximizar tus propios recursos y exprimir tus talentos. Ser un héroe de lo cotidiano.

C. Tangana –y su legión Agorazein– es ese héroe accesible, ese tipo que despierta tanto admiración como empatía. Como Crema (su anterior aka) era un chaval con talento, pero su cambio de nombre supuso también una evolución a otros niveles. Líricas, flow, filosofía, madurez sufrieron una transición con el disco anterior. Transición inexistente ahora, suponemos que por falta de trayectoria temporal –un año separan ambos álbumes– y personal. No obstante, hay ciertos matices que convierten en distintivos este “LOVE’S”. Para empezar, la manufactura endogámica del disco. Si el propio Tangana es el que firma la idea primigenia, producciones, letras, colaboraciones y distribución quedan entre sus hermanos de Agorazein, sólo delegando algunos aspectos como el diseño al equipo de Cosas Primo. Este “yo me lo guiso, yo me lo como” se traduce en una mayor cohesión que convierte “LOVE’S” en una novela de exquisita pluma, con sus 14 canciones funcionando como capítulos; ese tipo de capítulos que, cuando acaban, hacen que necesites consumir el siguiente, devorar lo que queda de historia. Podréis disfrutar de este “LOVE’S” saltando entre sus canciones, en modo reproducción aleatoria, pero como más se disfruta es de principio a fin, desde su sugerente “Introducción” hasta su ambivalente “Epílogo”.

El otro matiz en este disco recae en el sonido. Hay un halo más orgánico y más tangible en las sonoridades. Mientras que el aura jazzística de sus anteriores trabajos se mantiene en forma de pequeños detalles –ahí está el final acolchado de “Fechas”, por ejemplo– el peso de las influencias más electrónicas se reduce a “I’ll Be Moving Music” o retazos de “Buenos Tiempos (Judas)”. Es el funk más sesudo, el soul más sensual se traduce en este disco en pianos que comparten protagonismo con el MC, como en esa delicia que sirvió de single llamada “Bésame Mucho” y en la que Tangana aprovecha para hacer apología de un trato con el sexo femenino diferente real, cotidiano y sincero ( “Siempre es invierno cuando no me besa”). Las baterías acolchadas, guateadas ( “O. G.” y “Wrld”), las cadencias arrastradas y seductoras ( “Seco” o “Quiero” con Manto) o los pellizcos sinuosos del bajo de “She Said” –cuando la escucho pienso en Paul Denman– alimentan una sensación de atemporalidad, dificultando que se pueda encuadrar este disco dentro de un estilo; obligando a que este sonido se identifique con lo que, al fin y al cabo, es: Agorazein. Buen gusto, coherencia, precisión.

Si hubiera que valorar una evolución, una transición evidente o palpable entre “Agorazein Presenta: C. Tangana” de 2011 y este “LOVE’S” que cierra el curso 2012 en la cuenta del colectivo madrileño, los chicos de Agorazein no se llevarían la matrícula de honor. Pero aquí nadie quiere un cambio, aquí no es necesario desarrollar a otro nivel el discurso o la sonoridad de Tangana y compañía. Y no lo es porque la fórmula es tan exquisita que todos rezamos para que no varíe, sino que se multiplique al cubo, para que regenere esa elegancia en las bases bañadas de sol y los recursos vocales de C. Tangana, que son un primor y, visto lo visto, son tan inacabables como evidentes hasta para el propio MC: “Esos cabrones quieren cortar mi mierda, y mi receta sé que es la mejor. Esos cabrones quieren competir, pero es su odio contra mi amor”. A día de hoy, nadie le hace sombra al madrileño porque nadie ha sido capaz de convertir lo cotidiano en heroico ni lo mundano en elegante. C. Tangana sí que es real; C. Tangana nos representa a todos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar