Kill For Love Kill For Love Top

Álbumes

Chromatics ChromaticsKill For Love

8.3 / 10

Nunca un tópico ha resultado tan certero: sí, el disco de Chromatics se ha hecho esperar y sí, la espera ha valido la pena. A priori, “Kill For Love” parece la banda sonora de uno de los paisajes urbanos distópicos de J.G. Ballard: distante, frío y lejano. Pero si se rasca un poco la superficie y se escucha con atención se descubren una fragilidad, un buen gusto y una calidez insólita hasta ahora en el grupo: esos ingredientes estaban ahí antes, sin duda, pero es ahora cuando han encontrado la fórmula perfecta, cuando se nota que el grupo se siente a gusto y cuando han logrado forjar su propio sonido, desmontando todas esas absurdas teorías de “el mejor disco era el primero”.

“Kill For Love” es, además, una obra mastodóntica: nada menos que diecisiete canciones. Sería fácil perderse y meter relleno entre tanto tema, pero no es así. Salvo las canciones en las que la voz de Ruth Radelet es suplantada por la de sus partenaires (el autotune y el vocoder de “Running From The Sun” y “These Streets Will Never Be The Same” no tienen perdón), el resto de las canciones son perfectas y dejan ganas de más, y eso que no son precisamente cortas (la media de duración ronda los cuatro minutos). Por no hablar de que la elección de los singles que han presentado hasta la fecha tampoco hace justicia al disco. Fuera, sin ir más lejos, se ha quedado esa maravilla que es “At Your Door” y que tiene ese sonido tan característico del grupo, imbuido de synth pop oscuro y melancolía urbana.

El disco además incluye una serie de temas instrumentales que, lejos de hacerse pesados o sonar a relleno, sorprenden gratamente, con registros que van del sonido a lo Vangelis de “ There’s A Light Out At The Horizon” al clasicismo formal de “ The Eleventh Hour”. Insertos entre los temas más accesibles del disco, no desentonan ni aburren, y eligen, con sabiduría, cerrar “Kill For Love” con una desasosegante pista oculta. Mención aparte merece la versión que hacen del “Into The Black” de Neil Young: atreverse con un clásico que además tiene tantas connotaciones sin salir empantanado es harto difícil, pero el grupo consigue salir sin mácula del experimento.

Habrá quien se acerque al trío a raíz de la inclusión de una de sus canciones en la banda sonora de Drive, qué duda cabe, pero pese a lo que pudiera temerse, no se ha producido un efecto contaminante en el álbum. “Kill For Love” es triste, frágil y tóxico. Y sin duda, el mejor disco del grupo hasta la fecha.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Virgen1

Historias

Ser virgen después de los 24 no es como te imaginas

Muerte a American Pie

leer más
mundo

Historias

Lo dejaron todo para viajar por el mundo... y acabaron limpiando lavabos

Chanel Cartell y Stevo Dirnberger dejaron sus puestos directivos para descubrir el mundo, y se han encontrado con la dura realidad.

leer más
lili

Historias

Ella fue la primera trans de la historia

En cines en enero de 2016

leer más
jamieoliver

Historias

Este cocinero pide que las bebidas azucaradas tengan los impuestos del tabaco

Jamie Oliver quiere que el gobierno británico imponga un impuesto sobre las bebidas azucaradas.

leer más
barbie

Ficciones

Barbie es una mamá poco convencional

Una historia trágica convertida en un bello cuento de amor.

leer más
Flappers

Historias

Si decides cuándo, cómo y con quién te diviertes, eres una flapper

Maquillaje, nariz empolvada, bailoteo, magreo y emojis

leer más
Marlboro Boys

Historias

Marlboro Boys: la vida de un fumador compulsivo de 5 años

La fotágrafa canadiense Michelle Siu documenta la plaga del tabaquismo entre la población infantil de Indonesia en su serie 'Marlboro Boys'.

leer más
Yungelita

Historias

Erotismo a golpe de peluches y lengüetazos

No es porno, son destellos de placer para el día a día.

leer más

cerrar
cerrar