Kill For Love Kill For Love Top

Álbumes

Chromatics ChromaticsKill For Love

8.3 / 10

Nunca un tópico ha resultado tan certero: sí, el disco de Chromatics se ha hecho esperar y sí, la espera ha valido la pena. A priori, “Kill For Love” parece la banda sonora de uno de los paisajes urbanos distópicos de J.G. Ballard: distante, frío y lejano. Pero si se rasca un poco la superficie y se escucha con atención se descubren una fragilidad, un buen gusto y una calidez insólita hasta ahora en el grupo: esos ingredientes estaban ahí antes, sin duda, pero es ahora cuando han encontrado la fórmula perfecta, cuando se nota que el grupo se siente a gusto y cuando han logrado forjar su propio sonido, desmontando todas esas absurdas teorías de “el mejor disco era el primero”.

“Kill For Love” es, además, una obra mastodóntica: nada menos que diecisiete canciones. Sería fácil perderse y meter relleno entre tanto tema, pero no es así. Salvo las canciones en las que la voz de Ruth Radelet es suplantada por la de sus partenaires (el autotune y el vocoder de “Running From The Sun” y “These Streets Will Never Be The Same” no tienen perdón), el resto de las canciones son perfectas y dejan ganas de más, y eso que no son precisamente cortas (la media de duración ronda los cuatro minutos). Por no hablar de que la elección de los singles que han presentado hasta la fecha tampoco hace justicia al disco. Fuera, sin ir más lejos, se ha quedado esa maravilla que es “At Your Door” y que tiene ese sonido tan característico del grupo, imbuido de synth pop oscuro y melancolía urbana.

El disco además incluye una serie de temas instrumentales que, lejos de hacerse pesados o sonar a relleno, sorprenden gratamente, con registros que van del sonido a lo Vangelis de “ There’s A Light Out At The Horizon” al clasicismo formal de “ The Eleventh Hour”. Insertos entre los temas más accesibles del disco, no desentonan ni aburren, y eligen, con sabiduría, cerrar “Kill For Love” con una desasosegante pista oculta. Mención aparte merece la versión que hacen del “Into The Black” de Neil Young: atreverse con un clásico que además tiene tantas connotaciones sin salir empantanado es harto difícil, pero el grupo consigue salir sin mácula del experimento.

Habrá quien se acerque al trío a raíz de la inclusión de una de sus canciones en la banda sonora de Drive, qué duda cabe, pero pese a lo que pudiera temerse, no se ha producido un efecto contaminante en el álbum. “Kill For Love” es triste, frágil y tóxico. Y sin duda, el mejor disco del grupo hasta la fecha.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

ternura

Historias

Ningún otro libro te hablará del cáncer de un modo tan bello

'La ternura de las piedras' es una obra de arte sobre la imposibilidad de amar a un padre duro y autoritario, ahora enfermo y moribundo.

leer más
plástico

Actualidad

La gran mentira que se esconde tras los plásticos biodegradables

Si todo sigue como hasta ahora, en 2050 nuestros océanos tendrán más plástico que peces

leer más
portada

PlayGround Food

¿Aburrido de los nachos? Bienvenido al ¡Wow!-acate

O cómo preparar un desayuno sorprendente en menos de 20 minutos.

leer más
perderamigos

Noticias

Según la ciencia, esta es la edad en la que empezamos a perder amigos

leer más
PetitesLuxures

Actualidad

12 escenas inacabadas que nos recuerdan el delicioso encanto erótico de lo sencillo

La cuenta de Instagram @PetitesLuxures ofrece una alternativa estimulante al sexo más explícito

leer más
portada

PlayGround Food

Quemar después de comer

Un 44 % de los británicos cree que la actual información de los paquetes de alimentos es confusa.

leer más
modelo

Actualidad

¿Demasiado gorda para Facebook? La foto que trae de cabeza a la red social

¿Cuántos casos como este se producirán todos los días en Facebook?

leer más
secretos22

Historias

22 personas confiesan sus secretos más dolorosos por primera vez

Aviso: encogen el corazón.

leer más

cerrar
cerrar