PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Keepers of the Light Keepers of the Light Top

Álbumes

LHF LHFKeepers of the Light

8.1 / 10

En una época en la que la mayoría del conocimiento humano está al alcance de la punta de los dedos de cualquiera que maneje un dispositivo conectado a internet –y junto a todo ese conocimiento, también un bufé interminable de hechos no contrastados o directamente ficticios–, envolver a un artista y sus producciones con un halo de misterio se ha convertido rápidamente en una buena manera de suscitar el interés de la gente, ya sea de manera intencionada o no. LHF han sido descritos numerosas veces como un colectivo misterioso y sombrío aunque, con todo, y tal como alguien me indicó con acierto hace poco, en realidad no son tan misteriosos: hay algunas entrevistas publicadas con ellos aquí y allá, así como un buen número de mixes online para deleitarse junto con sus tres primeros EPs en el sello de Blackdown, Keysound. Misterioso y sombrío puede que sean adjetivos algo exagerados, aunque van como anillo al dedo para este colectivo de siete productores, máxime teniendo en cuenta sus aspiraciones confesadas y la manera que han escogido para diseminar y promocionar su música hasta ahora. Ya hablé de todo esto del misterio en una crítica anterior y me tomaron por tonto. Ahora, a posteriori, diría que LHF son el último nombre de un largo linaje de artistas que prefieren que la música hable por sí sola, y me parece la descripción más precisa de todo este asunto. Ser misterioso hoy en día debe ser algo muy parecido a eso.

“Keepers Of The Light” es el álbum de debut de LHF para Keysound y no hay sorpresas: la música habla con fuerza por sí misma, más de lo que podría conseguir una cantidad ingente de promoción. Aquí, el colectivo recopila partes de su supuesta colección de más de 1.000 producciones (un segmento parcial de su historia, y que me recuerda mucho a todo lo que se decía de Skream en sus comienzos). El álbum se presenta en formato de doble CD con 26 cortes que alcanzan las dos horas largas de duración –casi tan cargado como la presión a la que nos someten en algunos momentos de su música–. Todas las pistas de sus anteriores EPs están aquí –menos “Triffle”, del segundo volumen–, y así se ofrece la oportunidad de ponerse al día con su trayectoria a quienes no compran vinilo. Musicalmente, “Keepers Of The Light” se ciñe al amplio enfoque de LHF: gran variedad de samples, sacados de lugares muy diversos, sumados a una gran cantidad de referencias estilísticas y una fidelidad a los elementos estéticos clave y originales del dubstep –lentitud y presión de bajos–. Suena y se tiene la impresión de estar observando una parte de Londres: en muchos sentidos, es un paralelismo que se ha trazado antes y que funciona lo suficientemente bien como para volverlo a mencionar. Su música es un reflejo de la rica mezcla cultural y musical de la capital inglesa. Como el propio Londres, no tienes que haber vivido (o estar viviendo) allí para ser capaz de sintonizar con su frecuencia emocional, pues el mensaje resuena globalmente, pese a que la música de LHF funciona mejor, en mi opinión, si la escuchas en un entorno urbano.

Utilizar como referencia el hardcore continuum sería un cliché tan manido como la anterior referencia al misterio y el anonimato, pero justamente en la mañana en la que estaba escribiendo este texto recibí un tuit de Blackdown mencionando una vieja entrada del blog de Simon Reynolds que no sé si llegué a leer en su momento, y que trataba sobre las discusiones que rodeaban toda la teoría del ‘nuum hace unos años. La razón por la que saco a relucir todo esto es que el argumento central de Reynolds en dicha entrada de blog encaja bastante bien con mis sentimientos acerca de lo que hace que la música de LHF sea tan vital en estos momentos. Son una fuerza centrípeta muy necesitaria en el dubstep, máxime teniendo en cuenta en lo que se ha convertido el dubstep. Al utilizar los elementos estructurales clave del género –tempo, ciencia del bajo, ciencia del breakbeat y añadiría también la ciencia de los samples de hip hop–, sus producciones actúan como una fuerza unificadora en un estilo que se ha vuelto cada vez menos original, aguado y alejado de su ethos original, cuando aún había campo libre para improvisar fórmulas originales. La música en “Keepers” funciona como un rayo de tracción que atrae al oyente hacia un género que ahora se piensa en términos de pasado, como fuera de onda e incapaz de recuperar el entusiasmo de antes. Aprovechando las ideas de Reynolds por última vez, diría que aquí hay una amplia variedad de sabores sonoros, especialmente en lo que respecta a la ciencia del sample. El álbum da para muchas cosas, desde breves sketches inspirados en Wu-Tang Clan hasta fragmentos de discursos espirituales, de citas clásicas de Sun Ra hasta películas como las de la saga Matrix o las de Tarantino, aunque los samples y su utilización sobre las bases rítmicas –desde los cortes jungle de “Supreme Architecure” y “Questions” al swing de hip hop de “Indian Street Slang” y sabores 2step en “Blue Steel”– nunca parecen forzados o extraños. Son el ingrediente perfecto con el que agitar las ideas construidas a partir de esos elementos estructurales, capaces de catalizar una variedad de emociones en conjunción con las melodías –desde humores sombríos en pistas como “LDN” hasta sentimientos más exaltados en “Candy Rain”–.

Por lo que se refiere a los puntos de máxima intensidad, “Bass 2 Dark” de Double Helix es especialmente destacable, gracias a un estado de ánimo que junta a DMZ con Wu-Tang, “Indian Street Slang” de No Fixed Abode sigue siendo una hermosa mezcla fumada de half step con la ciencia sampladélica del hip hop, “Blue Steel” de Low Density Matter saca adelante con bastante elegantemente varios riff de jazz –una hazaña siempre difícil de alcanzar en la música hecha por ordenador–, y “Supreme Architecture” de Amen Ra sigue siendo una de las mejores apisonadoras paranoicas que ha ofrecido el género en los últimos años. De los siete productores que forman parte de LHF, sólo cuatro están presentes en “Keepers” –No Fixed Abode, Amen Ra, Double Helix y Low Density Matter–, y de estos cuatro, Amen Ra y Double Helix son los responsables de la mayoría de las producciones. Con todo, este “Keepers” sigue presentándose como una entrega variada, con los productores dominantes en competencia los unos con los otros, superándose a sí mismos a través de sus elecciones primarias de samples y estructuras de ritmos. No dejes que la variedad y la exploración te echen atrás –al contrario, deja que te rete, y encuentra la recompensa de navegar a través de lo que parece un enfoque amplio y disperso en la producción–. La única pega que le he encontrado al trabajo de LHF hasta ahora ha sido el uso, a veces cutre, de algunos de los sintes de librería que utilizan en varias piezas. Mientras que hay pistas como “Candy Rain”, “Hidden Life Force 2” y “Deep Life”, todas ellas funcionales, hay otras que padecen de la frialdad y simplicidad de esos instrumentos –especialmente si escuchas el disco con mucha frecuencia–. Con todo, si consideramos de nuevo el enfoque estético que el colectivo admite estar buscando, ese material quizá sea intencionado.

“Keepers Of The Light” es un título apropiado para el debut de LHF: el colectivo continúa dándole calor a un género que todavía no está agotado. LHF han refinado su trabajo lo suficiente como para entregar más de dos horas de dubstep que está de vuelta de todo y que, aún así, no pierde nunca de vista lo que se supone que tiene que ser.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Enamorarse de la literatura

Actualidad

Puede que este Instagram sea el mejor método para engancharse a la literatura

Carlos Hope: una antología literaria en movimiento.

leer más
Dedo Monstruo

Actualidad

El dedo gigante que asustaba al mundo

Destrucción y opacidad: el dedo misterioso de la fotografía.

leer más
Parra

Actualidad

Así suena el presente: un repaso diario a las canciones más frescas del momento

Ilustración de cabecera de Parra.

leer más
permaid

Historias

Esta sirena sadomasoquista es la nueva it-girl de Los Angeles

Surgió de la nada y ya es una it-girl de pleno derecho. Se llama Permaid y es una sirena sadomasoquista.

leer más
Quiero que mi sexo sea la vida

Actualidad

Quiero que mi sexo sea la vida

David Meza (Ciudad de México, 1990) es autor de 'El sueño de Visnu' y  su poesía es pura dinamita.

leer más
Gerardo Grande Poeta

Actualidad

No nos menosprecien por tener 20 años

Gerardo Grande (Ciudad de México, 1991) es autor de 'La edad atómica'. Su poesía es una canción rockera y rabiosa.

leer más
Poesía mexicana joven

Reportajes

Los poetas salvajes de México son el futuro de la literatura

"Somos los niños paleolíticos de la literatura del futuro"

leer más
cerrar
cerrar