June 2009 June 2009

Álbumes

Toro Y Moi Toro Y MoiJune 2009

7.4 / 10

Resulta cuanto menos curioso este “June 2009”. En los últimos años (o décadas), lo normal siempre había sido hacer reediciones de clásicos de tiempos pretéritos o de material semiolvidado. Se entiende que se haya rescatado la discografía de Archers Of Loaf o que recuperasen una vieja cinta de casete de Lou Barlow de 1987. Pero que salga a la venta este disco cuando apenas han pasado tres años desde la aparición de sus canciones es algo francamente extraño, digno de estudio casi. Estamos hablando del nuevo (viejo) trabajo de Toro Y Moi, una serie de diez demos que llegan en una coqueta caja de cinco 7”s y ofrecen una retrospectiva del material que produjo, sí, lo has adivinado, en junio de 2009, meses antes de que reventase la blogosfera. Por aquel entonces Chaz Bundick experimentaba mucho con software de producción y el arte del sampling, y acababa de terminar sus estudios universitarios. Era una época de dudas, en la que por su cabeza rondaban más preguntas que respuestas. ¿Qué hacer ahora que me tengo que buscar las habichuelas ahí fuera? ¿Es Nueva York la ciudad indicada para desarrollar mi carrera como artista? Fruto de estos debates internos surgió este disco que hasta ahora sólo se pudo comprar en formato CD-R en una de sus primeras giras.

Empecemos primero con lo más interesante del lote, la primera versión de uno de sus hits más tempranos, “Talamak”. Su inclusión, por sí sola, justifica este lanzamiento, porque sirve para mostrar el contraste entre el Toro Y Moi que producía en la soledad de su habitación universitaria y el de su debut, “Causers Of This”. La principal diferencia radica aquí, a parte de que el sonido sea lógicamente menos nítido, y, por tanto, se acentúe el carácter inestable y tembloroso de su beat, que dura un minuto y medio más, pues Bundick añadió entonces una intro y una outro atmosférica. En ese cuarto 7” se encuentra, en la otra cara, “Sad Sams”, que no entendemos por qué hemos tenido que esperar a abril de 2012 para escuchar tamaño himno; sin lugar a dudas, el tema que sobresale aquí.

También resulta estimulante este largo porque en lugar de dar rienda suelta a su pasión por la música negra y de baile, como ha venido haciendo hasta el presente, muestra una cierta fijación por el pop de carácter lo-fi. Esa “Best Around” con la que arranca el álbum está muchísimo más cerca de músicos como Ariel Pink que de gente del entorno chillwave como su amigo Ernest Greene ( Washed Out). Pero, como todos sus trabajos, es éste un muestrario ecléctico. “Take The L To Leave” tiene esos aromas disco y funk que explotó más adelante y empieza con esos samples que tanto le gustaban en su etapa universitaria. Por su parte, “Drive South” también sigue este sendero guiada por un bajo prodigioso. “Girl Problems” parece bañada por el sol de su California de acogida (actualmente reside en Berkeley), pero con una guitarra hacia el final que añade muchísimo groove. Este discurso lo lleva al extremo en la muy surf y guitarrera “Dead Pontoon” (tiene un punto Wavves en su primer tramo), con varios cambios de ritmo.

Para el vinilo final, Toro Y Moi se deja otras dos de las piezas más curiosas del lote. Muestran a un Bundick más despojado que nunca, especialmente en el cierre, “New Loved Ones”, en el que se libra de sintetizadores y demás aparatos y se arma únicamente de una guitarra acústica. Así pues, estamos ante otro trabajo que no sólo vuelve a situar al de Carolina del Sur como uno de los productores más excitantes y eclécticos del momento, sino que también demuestra el talento que tenía en sus humildes orígenes.

Dead Pontoon

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar