In Time In Time

Álbumes

Amirali AmiraliIn Time

7.2 / 10

El house es uno de los géneros electrónicos que tradicionalmente siempre ha estado más abierto al uso de voces. Desde las interpretaciones de facturación casera y ejecución amateur del primer house de Chicago, pasando por las suntuosas grabaciones en estudios del copón llevadas a cabo por los primeras espadas del garage neoyorquino, las voces en el house, han ido ligadas en la mayoría de ocasiones a la herencia soul estadounidense. Dejando de lado la anomalía temporal que significó para la historia del género el hip-house, pocos han sido los que se han atrevido a realizar experimentos fuera de esas coordenadas.

Entre los escasos insensatos que han intentado ejecutar house vocal fuera de territorio americano encontramos un poco de todo: por un lado, están los amantes incondicionales del género, eruditos del jack que tienen en un pedestal todos los discos de Robert Owens y que, aún siendo paliduchos ciudadanos de la Europa profunda –pienso aquí en el Henrik Schwarz de “Imagination Limitation” o el Prosumer de “The Craze”–, tienen el coraje de cantar sobre sus propias bases como si el fantasma del difunto Aaron Carl los hubiera poseído. En otra liga están los que, conscientes de sus limitaciones tanto a nivel cultural como a nivel físico, tratan de llevar el house hacia terrenos pop. Aquí por ejemplo, figuran proyectos como el Tin Man de “Perfume”, el Superpitcher de “Here Comes Love” o cualquiera de los trabajos del injustamente olvidado Richard Davis. Dentro de este último saco de crooners con pretensiones bailables es donde debemos situar a Amirali, el último fichaje de la escudería Crosstown Rebels.

Salido de la nada y con un único EP en el mercado publicado a principios de 2012, la apuesta que está haciendo el siempre atento Damian Lazarus por el proyecto Amirali podría parecer un poco descabellada en un principio. Por suerte, nos encontramos ante uno de los olfatos mejor afinados del continente, que ha visto en este canadiense de origen iraní una mina de oro en potencia. Entre las principales bazas del recién llegado se hayan una facilidad innata para facturar hits de deep house contemporáneo de sonido pulido, herencia disco y vocación megalómana, que ya le ha valido justificadas comparaciones con sus compañeros de sello Art Department. Si a este gran potencial mojabragas le sumamos el hecho que el chaval, cuando quiere, canta igual que el mismísimo Dave Gahan, ya tenemos una apuesta segura para acompañar al cansino de Fritz Kalkbrenner y al relamido de Nicolas Jaar en la cúspide del nuevo house vocal que llena festivales veraniegos.

Argumentos para la dominación mundial de las pistas de baile al chico no le faltan. “Beatiful World”, el que fuera single de adelanto, son Depeche Mode haciendo house épico; “Just An Illusion” parece melódicamente inspirado en el hoy recuperadísimo “Show Me Love” de Robin S; “My Way”, track que utilizó el ‘visionario’ de Lazarus para abrir su último CD-mix comercial, es un twist melódico y popero del sonido tech-house que ha situado a DJs como Jamie Jones entre los favoritos habituales de la Miami Winter Conference... y así hasta completar media docena de rompepistas sensibles perfectamente ejecutados que se complementan a las mil maravillas con otros tantos cortes más introspectivos en los que Amirali se saca de la manga un par de canciones – “Last Words” y “Midnight Train”– que no habrían desentonado en la aclamada banda sonora de “Drive”. En otros momentos en cambio, especialmente en las indigestas guitarras aflamencadas de la trip-hop “Painting On Canvas”, el productor parece perdido entre un mar de influencias un poco confusas que, aún así, no consiguen echar por tierra el notable nivel de la mayoría de canciones que conforman este meritorio “In Time”.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar