I’m Leaving I’m Leaving

Álbumes

Is Tropical Is TropicalI’m Leaving

5.7 / 10

Por muy fieros y salidos que puedan parecer viendo el polémico vídeo de “Dancing Anymore” (aunque con “The Greeks”, también dirigido por el equipo Megaforce, ya dieron de qué hablar hace un par de temporadas), Is Tropical han madurado a marchas forzadas. Yendo al grano, “I’m Leaving” poco tiene que ver a nivel de sonido y concepto con aquel “Native To” con el que debutaron en 2011. Si en su puesta de largo los británicos se agitaron en una ecléctica coctelera presidida por enérgicos números de pop electrónico y destellos raveros construidos desde su dormitorio, para su segunda entrega han permitido que Luke Smith, productor de Foals o We Have Band, les guiara por unas canciones donde las guitarras acaparan gran parte del protagonismo. Se han refinado y electrizado con un álbum que, en conjunto, resulta más cohesionado. No obstante, si centramos la mirada en exclusiva en esas piezas que sí aportan algo fresco y digno para hacer el cabra en los conciertos o en casa (que es lo que mejor se le da a la banda, para qué engañarse), solamente sobresale un pequeño porcentaje de canciones, las pocas que realmente valen la pena.

En este grupo de indispensables se sitúan la ya mencionada “Dancing Anymore” (que gracias a la colaboración altruista de la pareja del líder de la banda, Gary Barber, consigue cohabitar entre el baile moderado y la tristeza emocional que algunos transpiran en la pista de baile cuando tienen una mala racha); “Lilith” (que bien podría haberse incluido en el último trabajo de Two Door Cinema Club), la naíf “Sun Sun” o la delicada melodía sintética de “Video”. Pero más allá de ello, los nuevos Is Tropical-con-más-guitarras-que-antes se muestran alarmantemente faltos de personalidad, se repiten peligrosamente y sin descanso sobre los mismos cimientos sin aportar nada nuevo al pop-rock de estadio al que aspiran a acercarse con estas canciones. Saben cómo firmar temas llamativos de primeras, como “Lover’s Cave” o “Toulouse”, pero a medida que se siguen escuchando acaban cayendo en terrenos comunes, en una sensación de “esto ya lo he escuchado antes” que poco les ayuda. Les preferíamos cuando en sus inicios sonaban mucho más divertidos (no tenían intención de trascender) y resultaban menos previsibles.

Vídeo

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar