Idea Of Happiness Idea Of Happiness

Álbumes

Van She Van SheIdea Of Happiness

7.6 / 10

Llegó el momento de demostrar al mundo que todos estos meses de hambruna durante la operación bikini han valido la pena. Saca brillo a tus gafas de sol, aprovéchate de los happy hours (en piñas coladas, a poder ser) y créete que estás en medio del Caribe pese a estar rodeado de lateros en la playa de la Barceloneta. Van She quieren abusar de tus carnes morenas este verano dándote unos buenos azotes de synth-pop y calypso sintetizado. Su debut “V” (Modular, 2008) pasó completamente desapercibido en Europa ante el aluvión de pop electrónico australiano que en aquel momento nos bombardeaba. Más allá de en sus tierras, donde son los típicos héroes nacionales que se cuelan en los primeros puestos de las listas de ventas de la ARIA y cuelgan sold outs en las taquillas de los escenarios que pisan, Van She lo tuvieron complicadísimo hace cuatro años para sobreponerse a la sombra de Cut Copy, The Presets o Empire Of The Sound y, por consiguiente, exportar sus canciones. Como ocurriera con “Dystopia” (Siberia/Inertia, 2007), el debut de Mignight Juggernauts, y algo más tarde con Bag Raiders, los de Sidney no pasaron de ser un gran secreto para la mayoría de mortales. Aunque tampoco ayudó que digamos que en aquella ocasión quisieran tocar tantos palos que, más que agradar, desconcertaban por sus eclécticas intenciones. Ahora todo ha cambiado. Su segunda criatura cuenta con una mayor propiedad y dispone de las suficientes balas certeras como para convertirse en una de las indiscutibles bandas sonoras de los próximos meses.

Han limado como nunca su sonido decantándose por la automoderación. Y lo que es más importante, gracias a estos once temas mezclados en California por Tony Heffner ( M83 o Beck han pasado por sus manos) la banda ha encontrado su espacio y ha dejado de juguetear con esos tintes shoegaze y dream pop que tan flaco favor les hicieron hace cuatro años. Aunque en “Tears” Nick Routledge cante más afectado que nunca y se ve a leguas que ahora tiene a Ed Macfarlane de Friendly Fires como referente mesiánico, el resto de “Idea Of Happiness” se mueve entre steel drums de envoltorio caribeño-electrónico (lo que ocurre sobre todo en ese tridente presidido por “Idea Of Happiness”, “Calypso” y “Jamaica”, además de en la instrumental “Coconuts”) y el synth-pop fluorescente ( “Sarah” y “You’re My Rescue”), que como único cometido tiene asegurarnos un buen atracón de jolgorio estival. Por fin han encontrado su camino. Y, además, están jodidamente bien producidos y disponen de los suficientes singles potenciales como para alargar el chicle hasta el verano del año que viene, siempre y cuando no se cumplan las apocalípticas profecías mayas. El éxito más allá de la tierra de los koalas ahora sí que es factible.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar