III III

Álbumes

The Alps The AlpsIII

8.6 / 10

The Alps III TYPEHay un momento en la magnífica, sobrecogedora y extensa “Hallucinations” en el que el primer disco de The Alps alcanza la nota de sobresaliente: bajo un manto de guitarras progresivas, una batería narcotizante y unos sintes embriagantes, aparecen como de la nada unas voces siniestras a la par que angélicas, que sirven de iniciación al oyente que, mecido por los cantos de sirena de la etiqueta psicodelia le ha dado al play con premura, previendo un viaje cómodo, un trip asociado con pelazos, barbas, tripis y demás impostura hippiosa. El trío de San Francisco, formado por miembros de Tarentel, Arp y Tussle, que ya editaron dos discos en directo antes de fichar por el exquisito Type (casa de la contemporánea más elegante, el post folk más inquieto y el post rock más avezado), heredan las formas y los fondos de la banda sonora de una película de horro italiana imaginaria (piensen en Goblin) -como bien explican en la nota promocional de Type- para tapizar un viaje sin apenas trazos vocales (murmullos, quejidos deformados, susurros) que bien podrían ir de la mano con unos Gang Gang Dance sin tanta ínfula mística (en “ Trem Fanstasma”, la cósmica se ciñe a una psicofonía, un 'nanana' deliciosamente darioargentiano y pinceladas de brumas tecnológicas). Como en todo disco de psicodelia asumida, "III" es un disco con inconvenientes. Inconvenientes que no tienen nada que ver con la valía de un disco tan atemporal y a la vez moderno (escuchen, por favor, “ Labyrinths”, la canción que jamás compondrán Air ni soñando con Harmonium, Kraftwerk o Cluster a la vez, o “ Echoes”, donde ahondan en el fascinante mundo de la parapsicología) sino con la predisposición del oyente. Dirán ustedes que eso pasa con todos los discos. Y no les faltará razón, pero la psicodelia es, quizás, el género más subjetivo y en el que más influye el estado de ánimo, tener una cierta voluntad para dejarte atrapar y, por supuesto, una condición física idónea. Que no, repito. No es un disco difícil, por más retazos que haya de free jazz (sí, aparece el saxo, ¡y qué saxo!), prog rock, funk, kraut y ambient. Es un disco con prospecto, posología y, por fortuna, pocas contraindicaciones. Un bálsamo, una medicina. Antonio Bret

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Safran Foer

Books

Spoiler: la nueva novela de Safran Foer es una mierda (pero nadie lo dice)

"Quiero abrir las piernas, que coloques la cabeza ahí abajo y que me mires hasta que me corra"¯\_(ツ)_/¯

leer más
sororidad

Columnas

Sororidad: por qué hoy te odio

Al parecer, las feministas estamos hasta el coño de las feministas.

leer más
Madridgrado

Sports

6 madridistas de izquierdas derriban el mito del equipo de derechas

"Llegaremos antes al socialismo que a cambiar el fútbol. Pero mientras, viva Cristiano"

leer más
marilyn

Noticias

"Esta es la Marilyn que nunca nadie había visto"

Las fotografías inéditas de Greene no nos acercan más a la verdad.

leer más
luces en el cielo

Actualidad

Reikiavik apaga las luces de sus calles para contemplar mejor la aurora boreal

Estas iluminaciones naturales multicolores pueden parecer magia. Pero, en realidad, son fruto de la interacción entre el viento solar y el campo ...

leer más
yihab ajedrez

Actualidad

“No llevaremos hiyab”: las ajedrecistas se rebelan contra el Mundial de Irán

"Ninguna institución, ningún gobierno, ni el Campeonato Mundial de Mujeres de Ajedrez deben obligar a las mujeres a llevar o no llevar hiyab"

leer más
portada

PlayGround Food

La chef unicornio que convirtió el fast food en alta cocina

El pelo teñido de color rosa chicle la delata como un unicornio de la cocina.

leer más
rosetta

Futuro

La muerte de Rosetta: adiós a la sonda espacial que más ha enternecido al mundo

"Es increíble los sentimientos que puede generar una caja llena de aparatos electrónicos perdida en un cometa".

leer más

cerrar
cerrar