Hurry Up, We’re Dreaming Hurry Up, We’re Dreaming

Álbumes

M83 M83Hurry Up, We’re Dreaming

8.1 / 10

MUTE / NAÏVE

Cuenta Anthony Gonzalez que “Hurry Up, We’re Dreaming” es el primer disco de M83 que sale tal y como él lo había imaginado y pensado en su proceso de gestación. Y más allá de todas las connotaciones habituales de sobreexcitación que conlleva siempre cualquier nuevo lanzamiento de un artista y su promoción, lo cierto es que tras darle varias escuchas y unas cuantas vueltas mentales al disco se acaba entendiendo este plus de satisfacción del músico francés. Aunque para un servidor su discografía alberga referencias más completas y memorables – “Saturdays=Youth”, por ejemplo, por tratarse del perfeccionamiento estético de toda una idea y concepto musical–, también es de justicia reconocer que este doble álbum de derroche compositivo y épica desaforada responde a la visión más personal, desacomplejada y libre del autor, casi un manifiesto o declaración de principios en que los errores, las salidas de tono, los experimentos dudosos o los excesos también cuentan e importan.

Y es que por mucho que al álbum le sobren canciones y minutos, que presente evidentes desniveles de intensidad y que sean necesarias múltiples revisiones para despejar la sensación de fórmula repetida y reiterativa que te invade en las primeras escuchas, “Hurry Up, We’re Dreaming” es una orgía de pop cósmico sorprendentemente honesta, liberadora y desvergonzada. Sin pudor alguno, prejuicios fuera, Gonzalez invoca en un mismo lienzo sonoro el legado de Peter Gabriel, Phil Collins, Talk Talk, Toto, Asia, Jean-Michel Jarre, Cluster, Vangelis, Japan, Yes, Pink Floyd, Popol Vuh, Jan Hammer o Brian Eno, por citar solo algunos ejemplos, y lo pone en práctica de forma caótica, sin orden aparente, conectando recuerdos musicales de infancia con los deseos de madurez creativa de estos dos últimos años. La fórmula, insisto, no siempre funciona, y con más razón aún en el contexto de un doble CD, campo de minas al que es difícil recordarle ejemplos intachables y perfectos.

Pero cuando los astros coinciden y se confabulan el resultado es excepcional. “Midnight City”, “Reunion”, “Claudia Lewis” y “Ok Pal” son los cuatro hits fulminantes que rompen moldes y apriorismos y llevan el peso de todo el recorrido: baterías electrónicas, bajos funkoides, maracas, congas y otras armas de percusión, solos de saxo, teclados azucarados y efectos vocales de inspiración cien por cien ochentera marcan la pauta y fomentan el desconcierto. Una salida de armario 80s que al principio chirría pero que rápidamente te incita a entrar en su dinámica para disfrutar al máximo de su magnetismo retro. Para entendernos: por estas cuatro joyas retumbando en su Walkman, Patrick Bateman sería capaz de asesinar a su entregada secretaria y desechar la discografía entera de Genesis. Si “Beth/Rest” (Bon Iver) primero nos sonrojó y luego nos enamoró, lo mismo podemos decir de este repertorio de revivalismo actualizado y modernizado que redefine la idea de influencias cool.

El resto del álbum se mueve entre los habituales interludios ambient de M83, de los que un servidor jamás podrá cansarse, algunas baladas cósmicas de inspiración AOR y vocación de himnos de estadio – “Wait”, “Soon, My Friend” y “Splendor” invitan a pensar en móviles encendidos y agitados al compás– y, por supuesto, los ramalazos épicos en forma de muros de sonido, quizás la vertiente más ortodoxa y reconocible de su propuesta en esta sinfonía alocada e interminable, errático pero también memorable ejemplo de autoconfianza creativa al servicio de uno mismo. Un disco en el que Anthony Gonzalez ha decidido dedicarle una peineta a todo el mundo –público, crítica e industria– para centrarse única y exclusivamente en sus propios deseos e intenciones, sin mirar atrás, sin oportunidad para el lamento y el arrepentimiento. Con un par.

David Broc

M83 - Midnight City by ronnierocket

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

London Is Changing

Actualidad

“Yo me piro de aquí”: los exiliados de la ciudad tienen algo que decirte

La campaña 'London is changing' cambia la publicidad por reflexiones de quienes están hartos de la ciudad

leer más
Blake Little - Preservation

Historias

Nunca has visto cuerpos más dulces y viscosos que estos

La miel como discurso democratizador de los cuerpos.

leer más
deep web

Historias

Así entré en los rincones más sórdidos de la red en pantuflas y pijama

"Quiero los secretos del Pentágono y los quiero ya", de Lucía Lijtmaer, son 40 páginas desde la primera línea del campo de batalla: nuestros ...

leer más
top zachas

Actualidad

Manual para resucitar al niño que una vez fuiste

Ernest Zacharevic juega a convertir el entorno urbano en un patio lleno de niños.

leer más
Twinsters

Historias

Fueron separadas al nacer, pero internet las unió para siempre

Anaïs y Sam llevaban vidas normales, separadas por miles de kilómetros. No sabían que una simple foto en Facebook estaba a punto de cambiarles la ...

leer más
top cinebasura

Actualidad

Borracheras y gritos a la pantalla: el cine cutre se ríe de Hollywood

El film Cinebasura rendirá homenaje a la parte más maravillosamente apestosa del cine: la Serie Z.

leer más
Skinhead

Actualidad

Viaje al mundo skinhead: cabezas rapadas, Dr. Martens y ¿homosexualidad?

Una Biblia para skinheads y un fascinante mundo a descubrir para el resto

leer más
lover

Actualidad

¿Cómo que el amor no es para toda la vida?

Una colección enternecedora que te hará mirar con otros ojos las historias de amor de tus abuelos.

leer más

cerrar
cerrar