Hurricane Hurricane

Álbumes

Grace Jones Grace JonesHurricane

5 / 10

Grace Jones    Hurricane

WALL OF SOUND / PIAS

¿Cómo es posible que alguien que ha estado tan bien aconsejado como Grace Jones a principio de los 80 haga un disco tan flojo como “Hurricane”? Se llama “Hurricane” porque es potente y te da en la cara, nos cuentan. Según empieza, la Jones nos recuerda cuál es su voz y su arma de elección en la vida. Huy, ¿se habrá tatuado dragones en la espalda? Grace, no necesitas justificarte, eres parte de la cultura occidental, y lo más interesante de ti, aparte de algunas canciones uniformemente repartidas en todos tus álbumes, es que hiciste elegante la cultura pop. ¿A santo de qué viene esto de imitarte a ti misma haciéndote pasar por un rapero chungo? Cuentan que inventaste el trip-hop y que tienes derecho a llevarte ahora tu parte del pastel. Barry Adamson también lo hizo antes de tiempo y nunca le fue bien del todo, ya ves, como ahora a ti. O mejor, Tricky sí surfeó en aquella ola espesa de mitad de los 90, y no levanta cabeza desde entonces. Es más, Grace, estamos a punto de acabar los 00’s, lo que quiere decir que a pesar de la vuelta de Portishead, lo peor que puedes hacer ahora es un álbum que suena a trip-hop prefabricado hecho con la firme intención de que mole y sea lo más. Ya me supongo que a tu edad te importarán un pito las nuevas generaciones, pero no creo que te resbale el hecho de que “Hurricane” ya fuera un disco pasado de moda hace diez años. “Hurricane” es coyuntural, de una coyuntura anterior en el que hay muy poco de la Grace Jones capaz de la boutade constante que conocimos, y menos todavía de una Grace Jones nueva. Mira lo que hace Marianne Faithfull. Ya sé que no sois lo mismo, pero ella transforma sus años en caprichos de soberana vividora. Si tú estás de vuelta de todo, ¿por qué no lo haces también? Seguro que te sobra clase para saberte rodear mejor. Hablas de depredadores digitales y antropófagos con un ritmo copiado de Maxinquaye, e incluso las mejores canciones, como esta, terminan asfixiando. No respiran, no avanzan, se quedan en buenas ideas sobre el papel que luego no son originales cuando las materializas, necesitas misterio, pero cuando tratas de grabarlo, ya parece copiado de mil anuncios de coches de los que nunca han representado la vanguardia de nada. Y no es que necesites escandalizar con cada paso que des, pero este es tu primer disco en más de diez años, así que, para algo más debería servir. Es un comeback importante, interesante, eres la gran dama jamaicana que hizo replantearse a medio mundo los roles sexuales y raciales con su mordacidad ahora vuelve para… ¿para qué, Grace? Vales mucho más que tu disco nuevo, ¿verdad?

Jorge Obón

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar